ALEJANDRA STAMATEAS ESCRIBIÓ PARA NOSOTRAS.‏

 

Mensaje de Éxito del día 16/7/2012
No molestar, mujeres pensando
por Alejandra Stamateas

Isaías 55:8-9 «Porque mis pensamientos no son los de ustedes, ni sus caminos son los míos –afirma el Señor–. Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes; ¡más altos que los cielos sobre la tierra!
Dicen que por hora se suicidan cuatro personas. Hubo todo un sufrimiento en la persona para tomar esa decisión. Y cuando se quita la vida, hay un sufrimiento en toda la gente que rodeaba a esta persona, que queda herida, que queda lastimada, angustiada, con tristeza, con depresión y le cuesta mucho tiempo superar este gran dolor de la decisión de otro.
¿Por qué te doy esta estadística? ¿Qué es lo que le llevó a una persona o le lleva a una persona a quitarse la vida, a decidir algo tan extremo? Y todo tiene que ver con la manera de pensar. Porque para hacer algo, primero lo tengo que pensar. O sea, lo primero que hice fue crear un espacio en mi mente.

Le creamos lugar a los pensamientos y una persona que decidió quitarse la vida, le creó un lugar al pensamiento de muerte, le hizo un espacio en su mente. Dijo, voy a ocupar mi mente, la voy a ampliar, voy a sacar otros pensamientos de mi mente para dejarle un gran espacio al pensamiento de muerte. Todo proyecto para que se cumpla primero nace como un pensamiento. Y para que se lleve a cabo, le tengo que hacer lugar en mi mente.
¿A qué pensamientos le hacés lugar en tu mente? Porque lo que pienses es lo que luego vas a hacer. ¿Cuál es el pensamiento que hoy ocupa tu mente, desde que te levantás hasta que te acostás y aún hasta cuando estás durmiendo, porque soñás con eso? ¿Cuál es ese pensamiento? Porque le hiciste un lugar.

Es como tener una biblioteca llena de libros, si traigo un nuevo libro, tengo que hacerle espacio, tengo que hacerle lugar. Y cada pensamiento que viene a mi vida, como en mi mente hay muchos pensamientos, le tengo que hacer un lugar. Y tal vez estás ocupando lugares en tu mente o le estás creando espacios en tu mente a pensamientos que no te bendicen. Quiero que pienses cuál es el pensamiento que es más recurrente en tu mente. ¿Qué te acostumbraste a pensar?
Me lo decían mi mamá y mi abuela, desde la mañana se levantaban pensando cuál era la comida que iban a cocinar al mediodía y a la noche, para organizar su día de compras, para ver cuánto tiempo les iba a llevar la comida. Y yo no podía entender cómo la mente de una mujer podía estar todo el día pensando en lo que se iba a cocinar en la casa.
El espacio que tenían en su mente era para la comida del mediodía y de la noche y lo que hablaban todo el día era eso, qué iban a cocinar, si iban a hacer carne al horno, carne hervida, carne asada, carne lo que sea, pero todo el día pensando en comida.

Hay otras mujeres que todo el día piensan en temas de pareja, cómo están con su pareja, qué estará haciendo su pareja, qué hace mi esposo, qué hace mi novio, qué hace, dónde está, si está trabajando, si se acuerda de mí, la pelea que tuvimos y todo el día piensan en pareja.
Otras que todo el día piensan en hijos. Y le hicieron espacio en su mente a los hijos, o sea, piensan un solo tema, hijos. ¿Cómo estarán mis hijos? ¿Dónde estarán? ¿Con quiénes estarán? ¿Qué compañías tendrán? ¿Cómo será el futuro de mis hijos?
Hay otra gente que lo único que piensa es en dinero y todo el día haciendo cálculos, todo el día haciendo cuentas. ¿Podré pagar, no podré pagar? ¿Cuándo viene tal impuesto? ¿Cuánto tengo que pagar? ¿Me alcanzará para pagar el alquiler? ¿Me alcanzará para comprar la comida o no? Y todo el día piensan en dinero.
Hay gente que todo el día piensa en su cuerpo, qué tengo que comer, qué no tengo que comer, qué me hace mal, esto me engorda, esto no me engorda, cuántas calorías, porque se hizo un espacio en su mente para pensar en su cuerpo.

Tu espacio en tu mente ¿por qué pensamiento está ocupado? Porque de eso va a depender tu vida. Y este 2012 tenés que hacerle espacio en tu mente a los buenos pensamientos de Dios, para que esos pensamientos de Dios que son más altos que los nuestros gobiernen nuestra vida. Pero para eso hay que hacer espacio.
Dice la palabra de Dios en un pasaje, Satanás viene a matar, a robar y a destruir. O sea, Satanás va a venir a tu vida y a mi vida a ocupar espacio en la mente nuestra. Y los pensamientos son de muerte, de robo y de destrucción. Sabés muy bien cuando estás pensando como Satanás piensa porque tu mente se llena de mentira, de robo, de engaño, de destrucción, todo lo que tiene que ver con Satanás tiene que ver con robar, con matar y destruir.
Cuando viene un pensamiento a tu mente, sabés cuando es un pensamiento que vino de Satanás a ocupar un lugar en tu mente. ¿Y qué es lo que mata? ¿Qué es lo que roba? ¿Qué es lo que destruye? Satanás va a venir a robar tu ánimo. ¿Cuántas veces te sentís desanimada, desanimado? Porque Satanás lo primero que quiere es sacarte el ánimo.

¿Para qué sirve estar vivo? Ya no tengo ganas de nada y seguramente en el 2011 y en algunas horas de este 2012 se te pasó por la cabeza ese pensamiento. Y estuviste tal vez todo un día o varias horas, o varias semanas sin ánimo, porque vino el enemigo a ocupar ese lugar en tu cabeza.
Otra cosa que nos mata y nos roba el enemigo es la creatividad. No podés tener buenas ideas. Querés, sabés que sos una persona creativa pero cuando Satanás ocupa espacio en tu mente, la creatividad no aparece. Y querés hacer cosas, querés proyectar para este 2012 y decís, no sé qué me pasa, pero no puedo proyectar nada, no tengo ideas nuevas, porque lo que menos quiere Satanás es que tengas buenas ideas, porque las buenas ideas te pueden llevar a un gran negocio y un gran negocio te puede llevar a tener finanzas y a tener lo que quieras en la vida y lo que menos quiere Satanás es que seas feliz. Por eso quiere matarte la creatividad diciendo que no podés, que no sos inteligente, que no tenés buenas ideas, que no pensás bien.
Otra de las cosas que nos viene a robar, a destruir o a matar el enemigo es el espíritu de lucha. No querés pelear más, ya estás cansada porque la gente no te respondió como pensabas, porque tu familia no te dio el resultado que querías, porque todo lo que hiciste se cayó, se desvaneció. Y te quita el espíritu de lucha que es tan necesario para seguir adelante. Te quita la capacidad de insistir cuando algo no te sale y cuando te quitan la capacidad de insistir, el espíritu de lucha, te agarra depresión y no querés seguir adelante con nada.

Otra de las cosas que viene a robar el enemigo es la productividad. Nada te da resultado, lo que encarás te sale mal, porque el enemigo al quitarte el ánimo, al quitarte la creatividad, al quitarte el espíritu de lucha no te permite ver resultados. Y no ves resultado en tu vida afectiva, no ves resultado en tu vida económica, no ves resultado en la educación con tus hijos, porque te quita la productividad. Te quiere matar el gozo, no quiere que te rías, no quiere que la pases bien, no quiere que estés contenta, no quiere que estés contento. Quiere que estés enojado con tu casa, con tus hijos, quiere que tus hijos estén enojados con vos, y haya todo el día una atmósfera de enojo en casa. Porque no quiere que tengas gozo, no quiere que tengas alegría, porque el enemigo odia el gozo, porque el gozo de Dios es lo que trae fuerzas. Y el enemigo no quiere que tengamos fuerzas porque no quiere que produzcamos, no quiere que nos vaya bien, no quiere que seamos creativos y viene a quitarte el gozo.

Dios te da alegría, Dios te da fuerzas, pero el enemigo viene y ocupa tu espacio de pensamiento con pensamientos de tristeza. Y los pensamientos de tristeza siempre te terminan debilitando. El enemigo viene a matarte el cuerpo. El enemigo es un experto en matar el cuerpo. Uno no sabe por qué vienen las enfermedades, pero las enfermedades aparecen y el enemigo viene y usa esa enfermedad para susurrarte al oído que te va a matar.
Y muchos de ustedes han recibido este año en su mente, porque le dieron espacio, de que se iban a morir, que no iban a resistir otro año, que este año la enfermedad se iba a agravar, o que ya estaban grandes y alguna enfermedad tenía que venir a su cuerpo. Y eso es pensamiento del enemigo al que ustedes le dieron espacio. ¿En qué pensás todo el día? Porque de acuerdo a cómo pienses, es lo que vas a hacer.
Y quiero decirte y esta es una palabra que me dio el Señor para todas las mujeres, a partir de hoy en este año vamos a empezar a sostener en nuestra mente y a crear espacio en nuestra mente para pensamientos de primera categoría. Vas a ser una mujer de primera. Está sellado en el nombre del Señor Jesús.

Estamos destinadas a tener pensamientos de primera categoría, de primer nivel. ¿Cuántas viajaron alguna vez en primera en un avión, en primera clase? Es espectacular. Yo tuve la oportunidad de viajar dos veces, una vez que venía de España y otra vez que venía de Cuba. Dos veces en primera. Y es tan lindo porque el asiento se hace totalmente cama, o sea, te acostás y dormís como si estuvieras en tu cama.
En primera te llaman por tu nombre y apellido, en primera, desde que te sentaste, ya te empiezan a regalar cosas. Te regalan una cajita con dentífrico, con cepillo de dientes, con algo para ponerte sobre los ojos para que duermas tranquila. Te ponen varias frazadas, te ponen una almohada grandota, te sirven jugo, los que toman vino les sirven vino.
Te sirven para comer todo lo que quieras. Te dan un menú para que  elijas o podés elegir todo el menú completo para que te lo vayan sirviendo durante todo el vuelo, a la hora que decidas. Y le decís, esto lo quiero para las 4 de la mañana, esto a las 5, esto a las 8. Es impresionante y cosas muy ricas y muy bien elaboradas. Te dan unos postres espectaculares. Te sirven helado con chocolate arriba, es una bendición.

Uno cuando viaja en primera, después no querés ir más al fondo, nunca más. Cuando empecé a viajar en avión, lo único que quería era viajar, porque me fascinaba subirme a un avión. Nunca pensé en ir en primera. Quería subirme a un avión, nada más. O sea, me conformaba con eso, me conformaba con viajar en clase turista con tal de subir a un avión, porque para mí era algo muy importante. Teniendo primera, nunca pedí primera. Hay que pagar mucho para estar en primera. Ni se me ocurrió. Entonces yo decía, mientras suba a un avión, ya estoy contenta.
Y a veces así nos pasa con los pensamientos. Creemos que tenemos los pensamientos mayores de Dios, cuando en realidad estamos pensando lo básico de Dios. Y ese es el desafío que tenemos en este año, pensar los pensamientos más altos que los que tenemos nosotros. Dios tiene pensamientos más altos. Dios quiere que viajemos en primera.

Sé que querés viajar porque nunca te subiste a un avión, pero no hagas como yo. Una vez que empezás a viajar en turista, después ya me empecé a quejar. Después del tercer viaje, ya turista no es lindo. En turista el asiento es derecho. Reclinás un poquitito si podés y si está sano el asiento. Te sirven una bandejita chiquita con la comida. La única diferencia es pollo o pasta, nada más, no hay mucho para elegir. Y no tiene muy buen aspecto. El café te lo sirven frío y te dan uno y gracias si pasan con el café. La almohadita es chiquitita, la frazadita es más finita y encima hace un frío en esa zona, un frío impresionante.

Al principio era lindo, después ya no es tan lindo, porque cuando vas creciendo en las cosas del Señor, ya no te sirven los pensamientos básicos. Querés pensamientos más altos.
¿Cuántos alguna vez estuvieron en un hotel 5 estrellas? Es lindo. Cuando nos casamos con el pastor Bernardo y nos fuimos de luna de miel, el hotel era media estrella. Creo que ni llegaba a una estrella, en Mar del Plata. El baño tenía la tabla del inodoro rota, que te sentabas y te pellizcabas, realmente. La habitación era medio por medio. Y entrabas al baño, entraba uno, tenía que salir el otro y ya directamente estaba la cama. Estaba para eso nada más el hotel, no podías hacer nada más que estar en la cama. Para recién casados estaba bueno. Y la otra puerta había que abrirla y salir por el otro lado. Era de terror, era media estrella.
Pero después empezamos a ir a hoteles cuando nos invitaban a predicar a algún lugar de 5 estrellas, y eso sí que era un lujo. Ahí teníamos espacio para todo, cafetera, te tocaban la puerta o te tocaban el timbre de la habitación del hotel y te traían bandejas de frutas y lo que quisieras. Tenía balcón, era realmente un placer. Cuando conocí los de 5 estrellas dije, nunca más al de media estrella. Porque siempre queremos más. Y Dios quiere que tengas mayores pensamientos. Porque los pensamientos de Dios son más altos.
Y usted tiene que crear un espacio en su mente para esos nuevos pensamientos. No puede pensar básico de Dios, ya sabe, Dios ama, Dios bendice, Dios me va a dar esto, ya lo sabe, eso es básico, está muy bien, pero usted tiene que llegar a nuevos niveles de pensamiento y las mujeres vamos a ser las primeras.

¿Cómo va a hacer Dios para que le hagas un espacio? Porque Dios necesita que desees algo. Dios te tiene que hacer consciente una bendición que está dentro de vos que todavía no sos consciente que la tenés. Hay bendiciones y pensamientos inteligentes dentro de vos que ni siquiera sabés que los tenés.
Entonces Dios va a hacer algo. ¿Qué es lo que va a hacer Dios para que le crees un espacio a un nuevo proyecto, a un nuevo pensamiento y a una nueva idea? Te va a soltar una palabra profética. Te va a dar una palabra profética para que empieces a desearla, para que te vuelvas loca para que se te cumpla en tu vida. Dios quiere que empieces a desear lo que él te va a soltar hoy.
Les cuento una historia de la Biblia. Había una mujer, la sunamita. Esta mujer era una mujer rica, era una mujer poderosa, era una mujer, dice la Biblia, importante. Tenía de todo lo que hubiese querido tener en la vida y era una mujer que amaba a Dios y una mujer que lo veía al profeta Eliseo venir todas las veces para dar una palabra y demás. Y dijo, ya que este profeta pasa por nuestro pueblo, le dice al marido que era un hombre viejito, ¿por qué no le construimos una casa, una habitación en nuestra terraza?

Ustedes saben que construir una habitación no es nada fácil. Tenés que tener finanzas, no es barato construir algo, por más que sea en tu terreno. Y esta mujer le construyó una casa para que cuando el profeta viniera con su sirviente pudieran estar los dos juntos y pudieran estar cómodos. Entonces un día el profeta la llama a la mujer y le dice, te quiero dar algo, ¿qué querés? Y esta mujer no deseaba nada, tenía todo.
Y si no hay deseo, no hay milagro. Si no hay deseo, no hay bendición, porque no hay motivación para conquistar eso, porque no deseás nada. ¿Qué deseos se fueron perdiendo en el camino de tu vida? ¿Cuáles son los deseos que se perdieron? ¿Qué querías lograr que de pronto ya se fue de tu mente porque estás grande, porque no tenés el dinero, porque te casaste y las cosas no te fueron como querías, se te fue perdiendo el deseo?
Si no hay deseo, no hay bendición. Y sabés que en este ministerio te mantenemos el deseo ardiendo todo el tiempo, porque si hay deseo, hay bendición, porque vas detrás de ese deseo y el deseo se hace realidad.

Entonces le dice, no quiero nada. ¿Puedo hablar con alguien del pueblo para que te dé…? No, si estoy en medio de mi pueblo, a mí me quiere todo el mundo, tengo referencias de todo el mundo, estoy bien acomodada, no necesito nada.
Hasta que le dice a su sirviente y le dice, démosle un hijo porque tiene un marido que es grande y esta mujer no tiene hijos. Esta mujer no se lo había pedido porque ese deseo de tener un hijo también lo había guardado. Tengo un marido viejo, no voy a poder tener hijos y se había conformado con eso. Y ni sabía que ese deseo estaba escondido dentro de ella.
¿Cuáles son los deseos que están escondidos dentro de vos, que pensaste que ya estaban enterrados, que ya Dios no te los iba a dar más? Y esta mujer dijo, no, no necesito un hijo, no me mientas, no te burles de mí. Y le dice el profeta, de acá a un año, vas a tener un hijo. ¿Por qué un año, si un hijo se tiene en nueve meses? Porque le dio tres meses para que ella deseara tener ese hijo. Dios te va a dar tiempo después de la palabra profética para que empieces a desear que esa palabra profética se cumpla en tu vida, porque si hay deseo, hay milagro.

Cuando pedís comida por teléfono, hacés el llamado y te dicen en cuanto tiempo la recibís. ¿Qué hacés mientras tanto? Preparás la mesa, ponés los platos, el mantel, cubiertos, las bebidas, los vasos, preparás todo y ya te vienen las ganas de comer eso que pediste, estás deseosa de que toquen el timbre y que llegue la comida para disfrutarla. Eso es lo que va a hacer Dios en estos meses. Va a darte una palabra profética para que empieces a desearla de tal manera que te muevas hacia el cumplimiento de esa palabra, que no la sueltes hasta que la veas hecha en tu vida, porque lo que Dios promete, Dios lo cumple. Y si hay deseo hay bendición.
¿Por qué a veces no queremos desear algo? ¿Por qué esta mujer no quería desear un hijo? Esta mujer puso la excusa que el marido era viejo, pero el profeta le dijo, te doy tres meses para que concibas a tu hijo, o sea, la vejez de su esposo no era el problema sino que faltaba el deseo y que se dejara de dar excusas.

No hay excusas para que no desees algo. No hay excusa, si querés desear, podés desearlo. Basta de decir, estoy grande, estoy vieja, no tengo plata, no estudié, no hay excusas. Es solo que entre en tu pensamiento. ¿Pero por qué no queremos? Porque tenemos miedo de desilusionarnos. Entonces, no queremos desear. ¿Y si nos va mal? ¿Y si me pongo en pareja y me vuelvo a divorciar? No está funcionando tu deseo. Y tenés que aprender a desear, porque si hay deseo hay milagro. Si hay deseo, hay bendición.
Génesis 3:16 con dolor darás a luz a tus hijos. ¿Y saben cuál es el problema a lo largo de la historia de la iglesia? Que nos han enseñado la primera parte de este versículo, con dolor, y nos quedamos con el dolor, en lugar de quedarnos con, y darás a luz a tus hijos. Y las mujeres nos quedamos con el dolor, e hicimos énfasis en el dolor.
Yo no quiero sufrir más, no quiero tener problemas, no quiero tener conflictos. Si usted vino a Presencia de Dios, va a tener conflictos porque es una luchadora, y las que luchamos y buscamos, vamos a tener problemas, pero no problemas que no sepamos cómo resolver, sino problemas que nos van a hacer dar a luz ese dolor. Te va a hacer parir algo grande para el Señor. No te quedes con el dolor, quedate con el bebé.
Este año va a haber muchos bebés. Va a haber bebés para las que quieran tener un bebé. Va a haber bebés para las que quieran ser abuelas, va a haber bebés para las que quieran ser tías, no va a haber bebés para las que no queramos. Yo ni madre ni abuela, tía puede ser, pero madre y abuela todavía no.

Pero va a haber bebés para las que desean, porque la que desea tiene el milagro, la que desea tiene la bendición. Va a haber bebés, pero va a haber bebés que son sueños, y tenés que desear tener bebés. No te quedes con el dolor, quedate con el bebé. No te quedes con el dolor en donde el enemigo te hizo parar. Me duele, me hace mal, me hirieron, me lastimaron. Quedate con el bebé que vas a dar a luz. Dios te dice, si hay dolor es porque se viene el bebé. Enfocate en el bebé y abrazá el bebé que te voy a dar en el 2012.
Vamos a abrazar sueños, pero les tenemos que dar lugar en nuestra mente. Tenés que desear, tenés que alcanzar los pensamientos de Dios. Basta del pensamiento básico, basta de hago esta oracioncita y ya está. Basta de siempre actué así y voy a seguir haciéndolo, basta mujer.
Tenemos tanta capacidad y si Dios dijo que los pensamientos de él son más altos, los únicos que podemos llegar a tener los pensamientos de Dios somos nosotros sus hijos. Podemos llegar a ese nivel de pensamiento. Dios no se los guarda para él, Dios los revela en su palabra. Dios te va a dar una palabra profética hoy para que te vayas con esa palabra, la desees y hagas lo que tengas que hacer.

Vamos a tener pensamientos de primera clase. No viaje más en turista. Es muy lindo turista, es bárbaro cuando empezás, pero una vez que probaste turista y una vez que conociste primera decís, basta de turista. Quiero los pensamientos altos de Dios. Y eso es lo que tenemos que lograr las mujeres de Presencia que estamos ministrando a todas las naciones de Latinoamérica. Vamos a lograr los pensamientos altos de Dios. No somos ningunas tontas, lo único que tenemos que hacer es espacio en la cabeza para pensar nuevo, para pensar alto, y usted y yo tenemos esa capacidad dada por Dios.

Mis pensamientos no son vuestros pensamientos ni mis caminos son vuestros caminos. Mis caminos y mis pensamientos son más altos que los de ustedes. Dios sabe que estamos en construcción, y Dios dice, este año voy a poner pensamientos nuevos, ¿quién lo podrá captar? ¿Quién podrá captar algo nuevo que venga de mí? ¿O vas a seguir con el mismo libreto? ¿Vas a seguir enseñando lo mismo a tus discípulas? ¿O vas a pedirle a Dios los pensamientos altos?
Y eso no es que sea rebuscado, es que son del cielo, vienen de la revelación. No vienen de haber estudiado y que sos inteligente y ahora aplicás, vienen de la palabra de Dios. Y si las mujeres no nos proponemos leer la palabra de Dios, esos pensamientos altos nunca van a descender. Usted tiene que ser una mujer que lea la palabra de Dios para recibir la revelación.
Y como estamos en construcción tenemos el cariño de Dios. Usted y yo tenemos el cariño de Dios. Dios nos agarra todos los días y nos abraza. Y dice, estás en construcción, yo estoy haciendo algo nuevo, porque tengo pensamientos altos. Y Dios quiere saber si vas a desear este año. ¿Vas a desear? ¿Vas a desear sueños? ¿Vas a desear conquistar? ¿Vas a desear progresar? ¿Vas a desear cambiar tu carácter? ¿Vas a desear cambiar tus argumentos sin sentido? ¿Vas a desear ser una mujer distinguida? ¿Vas a desear ser una mujer poderosa? ¿Vas a desear ser una mujer de sueños grandes? ¿Vas a desear ser una hija de Dios con todas las letras? Vas a desear este año porque Dios sabe que estamos en construcción y tenemos el cariño de Dios.

Hacé foco en el bebé, porque si hacés foco en el bebé el dolor queda en segundo plano. Hacé foco en tu sueño, porque si hacés foco en tu sueño el dolor del error, el dolor del problema queda en segundo plano. Tenés que hacer foco en el bebé que vas a tener en brazos. Yo las veo con el bebé. Las veo abrazando ese bebé y haciéndolo crecer.
Dicen que los dos dolores físicos más grandes que los seres humanos podemos sentir, esto se comprobó científicamente, que están en el mismo nivel son el dolor del parto y el dolor de un cólico renal. Pero el dolor del cólico renal es un dolor, un sufrimiento sin sentido, pero el dolor del parto es un sufrimiento creativo.
Y tiene que buscar eso. Cuando busca lo creativo, cuando dice, Señor, yo quiero algo nuevo para mi vida. Señor, quiero dejar una huella buena en este mundo. Que cuando se acuerden de mí, yo haya trabajado no por mi generación, sino por muchas generaciones. Señor, el dolor va a pasar a segundo plano, porque sé que voy a abrazar ese bebé.
Quiero los pensamientos más altos de Dios para mi vida. Los quiero. Quiero los caminos más altos. Tal vez haya cosas que no entiendo, pero quiero los caminos más altos. Yo repasaba tantas cosas. Señor, fue tan lindo el programa de Utilísima, ¿por qué lo tuve que dejar? Porque no fue mi voluntad dejarlo. Y el Señor me dijo, porque mis caminos son más altos que los tuyos, Alejandra, subí, subí un poquito.

Cuando estuve en Miami y la productora del canal me dice, vamos a empezar con un programa que esté los fines de semana, una vez por semana. Pero si el programa funciona bien, vas a tener que estar todos los días. Y dije, Señor, ¿qué va a ser de mi vida? Yo vivo en Argentina. ¿Cómo hago el programa que esté desde Miami todos los días? Y el Señor me dijo, mis caminos son más altos que los tuyos. Subite a lo mío. No me hagas descender. Subite a mis pensamientos y a mis caminos. Porque Dios proveerá, porque si hay deseo, hay bendición, si hay deseo, hay milagro. Y si hay deseo Dios ordena nuestro camino.
Con dolor darás a luz a tus hijos. El dolor está en segundo plano. En primer plano está el bebé. Vamos a dar a luz nuestros sueños más queridos.
Esta es una palabra para nosotras, las mujeres de Presencia de Dios. Y hoy no están todas las mujeres de Presencia de Dios, a pesar de que este lugar está lleno, porque hay mujeres que en este horario no pueden venir, porque es un horario complicado, difícil.
Me encantaría que estuvieran todas. A veces pienso en tener una reunión a la noche, en donde puedan venir todas, me encantaría. Pero estamos haciendo la tarea. El desafío es este horario, por eso estamos acá. Por eso te invitamos todos los martes y jueves a que vengas en este horario y que puedas recibir el alimento de parte del cielo, para que tus pensamientos crezcan, como son los pensamientos de Dios.

Pero nosotras para este año tenemos una palabra profética. A mi me enorgullece poder dártela, porque es lo que Dios me habló para las mujeres de Presencia de Dios para todas nuestras sedes, de todo nuestro país, para las sedes que tenemos en otros países.
Aquí va la palabra. La palabra está en Isaías 61. La vas a leer en tu casa y la vas a pegar en tu heladera. La vas a llevar en tu auto y la vas a llevar en tu cartera, porque va a ser la palabra que te va a guiar, que va a guiar nuestra actividad en este año, y que va a guiar nuestra bendición en este año. Lo que te dice esta palabra es lo que vas a hacer y lo que vas a recibir. Tiene dos partes, lo que vas a hacer y lo que vas a recibir por lo que hagas.

Dice así, el Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros, a pregonar el año del favor del Señor y el día de la venganza de nuestro Dios, a consolar a todos los que están de duelo, y a confortar a los dolientes de Sión.
Tenemos que ir a anunciar, tenemos que proclamar y tenemos que pregonar. Es lo mismo anunciar, proclamar y pregonar. Por boca de mujer este año se van a convertir, por boca nuestra, tanta gente por boca de mujer. Vamos a traer a la gente por nuestra boca, porque vamos a pregonar, mujeres, van a ser libres de la opresión, porque vamos a pregonar. Dice, vine a proclamar libertad a los prisioneros. Por boca de mujer va a haber prisioneros que van a quedar en libertad y esta es una tarea que vamos a hacer entre todas,  Presencia de Dios.
Y dice, me ha enviado a darles una corona en vez de cenizas, aceite de alegría en vez de luto, traje de fiesta en vez de espíritu de desaliento, porque vamos a transformar. Vamos a hablar y luego vamos a transformar por dentro y por fuera.

Si supieras los proyectos que he preparado para este año, cuando el Señor me dio esta palabra dije, ah, Señor, qué bendecido. Vamos a ir por todas las sedes del país. Vamos a ir a hacer el cambio de look a todas las sedes del país. Vamos a ir a todas las provincias, con un equipo que le va a cambiar el look a las mujeres, porque dice, le vas a poner una corona en vez de cenizas, aceite de alegría en vez de luto y traje de fiesta. Habla de cambio de adentro y de cambio de afuera.
Reconstruirán las ruinas antiguas, restaurarán los escombros de antaño, repararán las ciudades en ruinas y los escombros de muchas generaciones. Vamos a ir a las provincias y vamos a levantar edificios que están destruidos, que han sido abandonados. Estaba con una pastora el otro día. Me dice, cooperativas abandonadas. Vamos a ir, Presencia de Dios, a levantar esas ruinas. Lo que está destruido, provincia por provincia, vamos a ir a levantarlo.

Gente extraña pastoreará los rebaños de ustedes y sus campos y viñedos serán labrados por un pueblo extranjero. Vamos a trabajar menos en lo que siempre trabajamos para hacer cosas nuevas, porque otros van a trabajar en lo que estábamos haciendo hasta ahora. Porque vamos a un nuevo nivel, porque queremos pensamientos y caminos más altos.
Vos que dijiste, ¿a quién le voy a dejar esto que estoy haciendo? Despreocupate, van a venir extranjeros a hacerlo, porque tenés un camino mayor. Y dice, y a ustedes les llamarán sacerdotes del Señor, les dirán ministros de nuestro Dios. Se alimentarán de las riquezas de las naciones y se jactarán de los tesoros de ellas.

Vamos a pregonar, vamos a transformar. En vez de vergüenza mi pueblo recibirá doble porción, en vez de deshonra se regocijará en su herencia y así, en su tierra, recibirán la doble herencia. Recibiremos la doble herencia. Dios te envía y te va a dar la doble herencia.
Me deleito mucho en el Señor, me regocijo en mi Dios, porque él me vistió con ropas de salvación y me cubrió con el manto de la justicia. Soy semejante a un novio que luce su diadema o a una novia adornada con sus joyas.
Así me mostró el Señor el domingo. Estábamos Bernardo y yo en un carruaje hermoso y estábamos vestidos de novios. Y el Señor me mostró que eso es lo que va a hacer con todos nosotros. Nos va a vestir como novias y a ellos como novios, vestidos de fiesta, vestidos de amor, vestidos de lujo.

 

BERNARDO STAMATEAS: Toda mi casa sera bendecida…‏

Mensaje de Éxito del día 1/6/2012
Descendencia  bendecida
por Bernardo Stamateas

Genesis 35: 9
Cuando Jacob regresó de Padán Aram, Dios se le apareció otra vez y lobendijocon estas palabras: «Tu nombre es Jacob, pero ya no te llamarásasí. De aquí en adelante te llamarás Israel.»Y, en efecto, ese fue el nombreque le puso.Luego Dios añadió: «Yo soy el Dios Todopoderoso. Sé fecundo ymultiplícate. De ti nacerá una nación y una comunidad de naciones, y habráreyes entre tus vástagos. La tierra que les di a Abraham y a Isaac te la doy ati, y también a tus descendientes.» Y Dios se alejó del lugar donde habíahablado con Jacob.Jacob erigió una estela de piedra en el lugar donde Dios le habíahablado. Vertió sobre ella una libación, y la ungió con aceite, y al lugar dondeDios le había hablado lo llamó Betel.Después partieron de Betel. Cuando todavía estaban lejos de Efrata, Raquel dio a luz, pero tuvo un parto muy difícil. En el momento más difícil delparto, la partera le dijo: «¡No temas; estás por tener otro varón!» Noobstante, ella se estaba muriendo, y en sus últimos suspiros alcanzó a llamar asu hijo Benoní,pero Jacob, su padre, le puso por nombre Benjamín.

Anteriormente hablé sobre cosas que se repiten generacionalmente, lo que la Biblia llama la herencia que llega hasta la cuarta generación. La ciencia lo confirmó, se llama sociofenograma. Los médicos han descubierto que hay personas que repiten generación tras generación las cosas malas que les pasó a los antepasados; por ejemplo un muchacho que un día en el año tenía ataques epilépticos, pero pasado ese día se le iban. Cuando empezaron a investigar su historia descubrieron que ese mismo día era el día que el abuelo se había suicidado; el muchacho inconscientemente se identificaba con el abuelo suicidado y ese día inconscientemente hacia esos ataques epilépticos.

Un papá tiene dos hijos; muere uno de ellos; la hija mujer -que vivió- se casa y tiene dos hijos, y se le muere uno; el hijo que vive se casa, tiene dos hijos y se le muere uno… o sea, repetición de muerte tras muerte. Se descubrió que muchos accidentes automovilísticos y muchas cosas que nos pasan son repeticiones que hacemos por lealtades invisibles que hacemos con esos familiares. Cuando a una persona le va bien y a otro le va mal eso genera mucha culpa y deudas. Se la llama la culpa del sobreviviente. ¿Por qué muchos chicos sobrevivientes de Cromañón se mataron? Por culpa, porque en su inconsciente pensaron “¿por qué mis amigos se murieron y yo estoy vivo?”

Hay personas que cuando les va a bien y a los de alrededor les va mal les genera culpa. Muchas personas me han dicho: “estoy muy mal, porque mi compañera que tenía cáncer murió, y yo también tengo cáncer pero me sané”. Hay personas que de pronto en la casa a toda la familia le va mal o no tienen trabajo, pero a ellos les va bien; entonces cuando a uno le pasa algo bueno que a los demás no les pasa, o a ellos les pasa algo malo que a los otros no les pasa, eso genera una culpa y esa culpa puede hacer repetir las cosas malas.
Otro ejemplo interesante: una mujer que tiene cardiopatía congénita; se casa con un hombre y se ponen de acuerdo de no tener hijos para que los hijos no tengan la cardiopatía congénita. Son felices, y un día dicen: “vamos a adoptar un bebé, pero no de nuestro país” y este matrimonio americano viaja a la India, adoptan un bebé, cuando regresan a Estados Unidos al tiempo el bebé tiene cardiopatía congénita; lo llevan para operarlo, termina todo, la mujer se da cuenta que al bebé lo operaron en el mismo hospital, a la misma hora, el mismo día y el mismo médico que la había operado a ella… eso no es casualidad, eso es cómo las cosas se van pasando de generación en generación.

Hay personas que repiten accidentes o enfermedades, hay personas que se mueren a la edad que murió su abuela; repiten aniversarios de fechas, o repiten cosas malas que les han pasado a sus antepasados. Por eso la Biblia dice que nosotros tenemos autoridad para cancelar lo malo. Cuando tengas un accidente o te roben vos tenés que orar y decretar que eso malo que te ha pasado no va a pasar a tus hijos, ni a los hijos de tus hijos, porque la Palabra de Dios dice que nosotros somos familia de Dios y no para transmitir lo malo sino para transmitir lo bueno.

Hay personas que han heredado de sus padres miseria tras miseria, madres solteras, la nieta también es madre soltera. Hay personas que han heredado abuso sexual, tras abuso sexual. Hay personas que han  heredado divorcio; hay hombres golpeadores que me han dicho: “mi abuelo era golpeador, mi papá era golpeador” y heredan todo eso que es diabólico. Por eso yo quiero que pienses en algo malo que le haya pasado a tus generaciones, a tus papás, a tus abuelos, y eso malo que ha pasado -una enfermedad hereditaria, un accidente, una muerte, un suicidio, pobreza, abuso, miseria- lo vamos a cancelar en el nombre del Señor. Repetí:

“Cancelo de mi vida (nombrá la herencia que vas a cancelar) lo seco, lo echo de mi vida; decreto que no pasará a mis generaciones, mi simiente no heredará maldición. Cancelo toda enfermedad toda miseria todo abuso todo accidente, todo lo malo; y a hoy me acerco a vos Padre, para que todo lo bueno que Cristo ganó en la cruz venga a mi vida y a mi descendencia. Yo declaro que todo lo que haga me saldrá bien por mil generaciones, lo decreto y marco un nuevo comienzo, en el nombre de Jesús, amén”.

Fíjense Jonathan Edwards, fue un predicador americano que en 1727 trajo un avivamiento espiritual. Se investigaron mil cuatrocientos descendientes de este predicador: trescientos fueron pastores, trece autores importantes, trece presidentes de colegio, sesenta y cinco profesores de colegios, cien abogados; en su descendencia hubo treinta jueces, cincuenta y seis médicos, ochenta encargados de oficinas públicas, trece senadores y un vicepresidente de los Estados Unidos. A mí me impactó cuando leí esto porque Jonathan Edwards leyó un pasaje en Génesis que se le encendió el foquito; el pasaje era: “porque toda la tierra que tu ves la daré a ti y a tu simiente”; y dice la historia que cuando Jonathan Edwards vio su simiente dijo: “toda mi descendencia será bendecida en el nombre del Señor”. Nosotros vamos a soltar algo poderoso, porque tus hijos y los hijos de tus hijos, tus padres y tus abuelos, o sea descendencia y ascendencia, todos estarán bendecidos; no solamente familias sino amigos, compañeros de trabajo y todos los que se nos crucen. Soltaremos el poder del ADN espiritual y bendeciremos a las naciones de la tierra.

Jacob tiene un hermano llamado Esaú; toda la vida vive peleado con el hermano, toda la vida huyendo porque Jacob fue un tramposo. Esaú lo persigue y lo busca para matarlo; Jacob huye, pero llega un momento -cuenta la Biblia- que no puede huir más porque tiene mucho ganado, tiene familia, tiene chicos, ya no se puede mover como antes. Entonces Jacob no sabe qué hacer y se entera que el hermano lo está buscando con cuatrocientos hombres. ¿Qué hace Jacob? lo que haríamos todos nosotros, empieza a orar; y de pronto dice: “¿cómo hago para frenar a mi hermano?, ya sé, le voy a dar regalos”. Junta doscientas ovejas, doscientas vacas, treinta carneros, junta todos los animales para ganar la simpatía, y se los envía a Esaú para que no lo mate. Se queda sólo, y mientras está sólo aparece un ángel de Dios. Cuando Jacob ve que es un ángel empiezan a pelear con é, y le dice: “¡bendecime!”, y el ángel le dice: “¡salí!”, y empiezan a pelear… trompadas, forcejeos, “¡no te dejaré -dice Jacob- hasta que no me bendigas, me vas a bendecir!” ¿Qué quería decir ‘bendecime’?, quería decir sálvame de mi hermano que me va a matar. El ángel lo dejó rengueando a Jacob, y le dice “¿cómo te llamas?”, “Jacob”, “no te llamás más Jacob (que significa tramposos), vos ahora te llamás Israel, que quiere decir príncipe, porque has peleado delante de Dios y delante de la gente, y Dios te ha visto grande”; literalmente el ángel le dice: “vos nos sos tramposo, vos sos grande delante de Dios y delante de la gente, porque tu problema no es tu hermano, tu problema es que no sabés quién sos; mientras no sepas quién sos vivirás huyendo, vivirás peleando con tu familia; pero cuando sepas que sos un príncipe, que sos grande delante de Dios, dejarás de huir”. ¿Se acuerdan los papás de antes que decían: “mi hijo el doctor”, y estaban orgullosos? Dios es así con nosotros; cuando Él te presenta delante de los ángeles Dios dice: “este hijo mío es grande delante de mí y delante de la gente, porque es un príncipe”. Jacob se encuentra con el hermano, se pone de rodillas siete veces y le pide perdón.

Sólo los príncipes dejan de huir, sólo los príncipes piden perdón, sólo los príncipes se reconcilian. ¿Sabes por qué el hermano no lo mató a Jacob? Porque Jacob ya no existía más; había nacido Israel, el príncipe del Señor. Vos sos grande delante del Señor, vos sos grande delante de la gente, Dios no va a venir a resolver tu problema sino a despertarte para decirte que no sos lo que dijerons que sos, sino lo que Dios programó en el cielo: vos sos grande delante de Dios y delante de la gente.

Entonces ahora Jacob se va con su esposa Raquel. Van camino a Belén que significa casa de pan; a mitad de camino rompe bolsa la esposa y pare a uno de sus hijos. Dicen los teólogos que parió trillizos; saca uno, saca otro, cuando se está muriendo -la medicina no estaba avanzada como ahora- dice la partera: “pujá que quedó uno más adentro” y cuando nace el tercero dice que la mujer quedó con tan poca fuerza que se estaba muriendo, y cuando vio al bebé le dijo:”te voy a llamar Benoni, hijo de mi tristeza” y se murió. Su papá Jacob -príncipe- tomó al bebé y dijo: “no te van a llamar tristeza, te van a llamar hijo de mi mano derecha“…

1) Toda atadura de tristeza será cancelada sobre mi vida

La gente te quiso poner un nombre, la gente te quiere llamar tristeza, la gente te ha llamado pobre, loca, tonta sin sentido; pero quien tiene la última palabra no es la gente, ni la circunstancias, sino el Padre. El padre, Jacob, dijo: “no van a definirlo tristeza; acá el padre es el que tiene la última palabra”.
A vos te han llamado de muchas maneras, pero en esta tarde yo te digo: no sos hijo de la circunstancia, sos hijo de la mano derecha del Padre, y el Padre va a cancelar todas las demás voces. La gente opinó de vos, la gente te puso nombre, pero todo eso es cancelado; que digan lo que quieran, pero la última palabra la tiene Papá, y Papá te dice: hijo de mi mano derecha.

Cuando Jacob le dijo Benjamín hijo de mi mano derecha le estaba cancelando la culpa, porque cuando la mamá le dijo tristeza y murió, ese nene iba a crecer con la culpa: “yo maté a mamá, yo la destruí, fue por mi culpa”. Quiero hablarles a los que han perdido a los seres queridos y se están torturando en el interior “por qué hice esto, por qué hice aquello, por qué no hice lo otro”, yo quiero decirte que todo eso el Padre lo va a cancelar. Cuando Jacob tomó al bebé le dijo: “no, no, vos no sos culpable de lo que le pasó al otro, de lo que decidió el otro, de lo que el otro sintió; vos sos libre de toda culpa porque no sos hijo de las circunstancias sos hijo de mi mano derecha”.
Sé libre de todo reproche.

2) Todo lo que empezó difícil crecerá en bendición

Todo lo que empecé será terminado. Fíjense Raquel; va con Jacob a la Casa de Pan (Belén); llegaron a mitad de camino y nació tristeza, el papá lo agarró y le dijo: “no, tristeza no; hijo de mi mano derecha”. Se suponía que ese nene tenía que nacer en Belén, se suponía que tenía que tener a sus papás, se suponía que te tenían que amar, se suponía que no tenían que abusar, se suponía que tenías que haber nacido con finanzas… Quiero decirte que hoy el Padre está acá para tomarte, porque el Padre no te va a dejar a mitad de camino, el Padre te va a llevar a la Casa de Pan; porque si Dios dijo: “vas a crecer allá”, ¡vas a crecer allá! Hoy estarás en medio de circunstancias difíciles, estarás a mitad de camino, estarás en medio del dolor y la tristeza; pero Papá no te va a dejar, Papá te va a tomar de la mano y te va a llevar al destino.  Hay gente que va a ser llevada al lugar de su destino.

Si tu pasado es más grande que tu sueño sos un nostálgico, y Dios no usa nostálgicos.

Israel vivió en Egipto cuatro siglos como esclavos. Moisés los sacó; llegaron al desierto, estaban entre Egipto y la Tierra Prometida, y esos que salieron se murieron, los hijos de esa gente nacieron en el desierto. ¿Sabes qué es desierto? Es la mitad de camino; ¿pero sabés qué dijo Dios?: “a éstos que nacieron en el desierto, en la crisis y en la mitad de camino yo no los voy a dejar a  mitad de camino, los voy a llevar a la tierra”. Tu crisis no te va a matar, tu crisis va a hacer que el Padre venga, te tome en medio del dolor y diga: “esto nació difícil mas crecerá bendecido” porque si estás a mitad de camino ningún hijo de Dios se muere en el desierto, del desierto saldremos en el poder de la vida de Dios. Todo lo que celebres viene a tu vida para quedarse.

3) Soy hijo de su mano derecha

Su papá lo tomó dijo: “hijo de mi mano derecha”. ¿Saben Benjamín qué era? Benjamín y toda la tribu eran zurdos. ¿Sabés que ellos eran zurdos y eran lanceros? Dice que ellos tiraban la lanza y pegaban. Si él era hijo de mi mano derecha ¿por qué se hizo el zurdo? Si yo te saludo con la mano derecha, vos también me das tu mano derecha; pero si yo te tomo de mi mano derecha para caminar, vos me das la zurda. Porque Dios cuando te da su mano no es para saludarte, es para acompañarte. Dios unge tus manos para la batalla; Dios no viene a saludarte, Dios viene a entrenarte, a guiarte, a llevarte; porque tus manos están listas para la batalla y tus dedos para la guerra. ¡Vas a soltar la lanza, la espada de la Palabra!

¿Por qué lo llamó hijo de mi mano derecha? Porque él sabía que iba a pasar crisis, que iba a ver guerra. Lucas Márquez dice: “tus amigos crean comodidad; los enemigos crean cambio”. Tus amigos te hacen sentir bien, tus enemigos te hacen sentir mal; no sabríamos nada sobre David si no fuese por Goliat y no existiría Moisés si no fuese por un faraon endemoniado. Cada vez que Dios levantó un hombre grande fue junto al odio de un enemigo. Vos necesitas un enemigo; seguro que ya lo tenés (no vino hoy acá porque te está preparando el funeral ahora mismo), pero gracias a ese desgraciado vas a ser levantado; ellos te podrán tirar, pero nosotros somos los hijos de la mano derecha del Padre.

Mike Murdok dice: “todos los que no corren riegos terminan trabajando para los que corremos riesgos”. Te vas a rodear de gente que va a trabajar para vos, porque cuando Dios te unge las manos es para la batalla. Hay que ser fuertes como Jesús para soportar las cuarenta injusticias que tuvo en el juicio. Hay personas que alguien no las saluda y ya dudan si Dios existe. Hay que ser fuerte para perdonar. José perdonó a los hermanos que por diecisiete años le ocultaron a su papá que José estaba vivo; hay que ser valiente para perdonar a gente que diecisiete años te alejó de tu familia. Pero vos sos hijo de la mano derecha, no somos hijos de las circunstancias.

¿Cómo se llama el que no tiene ni tiempo ni dinero? Empleado: no tiene tiempo porque trabaja todo el día, y no tiene dinero porque gana lo justo.
¿Cómo se llama el que tiene todo el tiempo del mundo pero no tiene ni un centavo? Desempleado: no tiene dinero porque está para nada, pero tampoco tiene un centavo.
¿Cómo se llama el que tiene dinero pero no tiene tiempo? Empresario: tiene plata porque trabaja como un burro.
¿Cómo se llama el que tiene dinero y tiene tiempo? ¡”Presencia de Dios”! Gente próspera y feliz. Dios va a ungir tus manos para que seas próspero en todas las áreas de la vida.

Diez mil personas escuchando a Jesús; habló como tres días seguidos; y viene Felipe y le dice: “maestro despídelos, no tenemos para darles de comer” y Jesús dijo: “¿qué tienes?” Viene Andrés: “acá hay un nene que nos dio cinco panes” …¿en diez mil personas me van a decir que sólo un nene tenía cinco sándwiches?, ¿de los diez mil nadie tenía ni un poquito de comida? Es como que alguien me diga: “Bernardo despedí a la gente que estás predicando largo…”, y yo pregunto: “¿qué tenemos?”, “eh, cinco caramelos”, …¡¿nadie de acá tiene más caramelos?! Hubo un nene que se animó a salir de la multitud y decir: “no me importa si nadie da nada, a mí me enseñaron a dar porque cuando uno da siempre termina bendiciendo a su casa”. El único nene le dio los cinco sándwiches; yo me imagino los matronios diciendo: “guarda que están pidiendo y te van a sacar el sándwich”, diez mil miserables, ¿sólo un nene tenía cinco panes? Pero cuando le dio de comer a todos dice que ‘sobraron doce cestas’. Quiero que lo veas bien, doce cestas llenas de panes. Y Jesús habrá dicho: “dénselas al nene”, y como ya había terminado la reunión el nene dice: “síganme con las doce cestas, por acá vivo yo”, y lo seguían con las doce cestas. Toda la ciudad va a ver con sus propios ojos cómo te sigue la prosperidad de Dios sobre tu vida. Toda la prosperidad de Dios te va a seguir hasta tu casa y vas a bendecir a tu mamá, vas a bendecir a tu papá, vas a bendecir a tus hijos. Cuando entres a tu casa no vas a llegar con cinco panes sino con doce cestas que el Padre te ha dado para que lleves a tu casa; porque los hijos de Dios no heredamos maldición, heredamos bendición.

¿Sabes por qué doce cestas? Dios te va a prosperar por todo el año; saliste con cinco panes, volverás con la prosperidad de todo un año a tu casa, porque cuando Dios te bendice, te bendice grandemente.

Quiero que guardes esto en tu corazón: Jacob peleó con el ángel y el ángel le dijo que era un príncipe, porque sos grande. Pero después se le apareció Dios y también le dijo príncipe. ¿Por qué se le apareció Dios si ya el ángel se lo había dicho? Porque el ángel no te puede cambiar el nombre, el ángel te da una previa. Yo soy como un ángel para vos, te estoy dando la previa de lo que Dios va a hacer en tu vida. Pero yo no te puedo cambiar, te estoy anunciando que sos un príncipe y que en los próximos minutos el Padre va a bajar adonde estás para decírtelo Él directamente y personalmente. El ángel puede anunciar pero el que cambia es Papá.

Cuando Jacob vio a su bebé nacer y la mamá agonizando -que le dijo tristeza- Jacob lo tomó y dijo: “no; yo sé lo que es vivir con un nombre equivocado, yo sé lo que es vivir huyendo, yo sé lo que es que te llamen tramposo cuando no lo sos; yo sé lo que es, y yo no voy a permitir que lo que me pasó a mí te pase a vos. Vos no sos tristeza, vos sos hijo de mi mano derecha“.  Todo lo bueno que Dios va a hacer en vos va a ser para que lo lleves a tus hijos y le digas: “yo sé lo que es pasar miseria, yo sé lo que es crisis, yo sé lo que es caminar sin Dios; pero Dios me ha puesto como padre a mitad de tu camino para decirte que a vos no te va a pasar, vos sos hijo de la mano derecha de papá, vas a liberar a muchos, vas a ir y liberar a tus papás, a tus abuelos, a tus hijos a tu esposa, porque Jacob dijo: yo sé lo que es sufrir”.

¿Sabés cómo nos llamamos nosotros? Hermanos, porque somos del linaje de Dios, y todo lo bueno que Jesús ganó en la cruz y en la resurrección está en nuestro ADN.  Vamos a ir a los que están recién paridos y a los que los ha rodeado la tristeza y las circunstancias y le vamos a decir: “vos no sos lo que la gente te ha dicho”. Hay personas a quienes los padres les dijeron: “me arruinaste la vida”. Hay padres que han abandonado a sus hijos, hay padres que han rechazado, hay gente que te ha tratado de loca, hay gente que te ha agredido; pero hoy me paro como lo hace un ángel para darte la previa, el anuncio, que en pronto el Padre te dirá la última palabra y la última palabra no es hijo bastardo, no es tristeza, no es muerte, no es miseria, no es abandono… ¡sos hijo de la mano derecha del Padre!

Un domingo me pasó algo muy lindo: terminó la reunión y vinieron cuatro personas, se acercaron con cadenas, y uno me dice: “¿se acuerda de mí, pastor?, yo le quise pegar hace un tiempo en la ‘Feria del Libro’, te insulté… y hasta vine acá para lastimarte; y mi esposa y yo hoy nos bautizamos, y también mis dos empleados”. Yo le dije: “es la mejor noticia que recibí hoy”; le di gracias a Dios porque me usó para Él cambiarle el nombre a cuatro personas.

Hemos bautizado doscientos ochenta y cinco personas en un mes; me puse a pensar en la iglesia de la que yo vine… ni en veinte años conté doscientos ochenta y cinco personas que se bauticen; y nosotros lo vimos en solo un mes. Yo di gracias y Dios me dijo: “no, no me des las gracias ahora; esto es en un mes, pero mañana van a ser doscientos ochenta y cinco por día, porque los voy a enviar que vayan a mitad de camino a contarle lo que el ángel y yo hemos hecho con ustedes”.

Cuando Dios suelta un avivamiento y nos metemos en lo hondo de Dios, Dios te da todo, te abre todo. Y yo siento que estamos entrando en lo hondo, se van a abrir todas las puertas para que llevemos el mensaje de bendición. El Señor me dijo: ¿sabes qué va a pasar en los próximos meses? Presencia de Dios va a sacarle la religión a Jesús, porque la religión lo encasilló y lo religiosisó, pero lo vamos a sacar de ahí y lo vamos a llevar a la ciudad, porque Él no fue hecho para cuatro ritos tontos y cuatro paredes; Él fue hecho para que tengamos vida y vida en abundancia.

El profeta en una oportunidad estaba arriba de la montaña diciendo: “manda lluvia, lluvia, lluvia”. Vio una nubecita, y se vino un chaparrón, una tormenta. Y el profeta le dijo al rey: “se viene la lluvia” y el hombre entró con su carro y Elías detrás; terminaron en la otra punta de la ciudad. Cinco minutos atrás estaba orando arriba de la montaña, diez minutos después estaba en otro lugar. La palabra profética se mueve rápido: si vos te la perdés por dos semanas, te quedaste en el lugar, mientras que nosotros estamos del otro lado; algunos aparecen cada tanto y dicen: “está todo igual, el que salta es el mismo”, no, no está todo igual; en lo espiritual nos movimos, estamos a kilometros. No te pierdas porque acá vamos rápido. Ya nos movimos.

En última instancia ninguna de las voces va a poder decir quiénes somos, sino Papá que nos amó a través de Jesús.

Atrayendo la buena suerte…‏

 

Te enviamos nuestro Mensaje de Éxito del día 13/3/2012
Atrayendo la buena suerte
por Bernardo Stamateas

 

Deuteronomio 28:2

«Si obedeces al Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre: Bendito serás en la ciudad, y bendito en el campo. Benditos serán el fruto de tu vientre, tus cosechas, las crías de tu ganado, los terneritos de tus manadas y los corderitos de tus rebaños. Benditas serán tu canasta y tu mesa de amasar. Bendito serás en el hogar, y bendito en el camino. El Señor te concederá la victoria sobre tus enemigos. Avanzarán contra ti en perfecta formación, pero huirán en desbandada. El Señor bendecirá tus graneros, y todo el trabajo de tus manos. El Señor tu Dios te bendecirá en la tierra que te ha dado.El Señor te establecerá como su pueblo santo, conforme a su juramento, si cumples sus mandamientos y andas en sus caminos. Todas las naciones de la tierra te respetarán al reconocerte como el pueblo del Señor.»

 

“Tira al mar a un hombre con suerte y saldrá con un pez en la boca.

Si un hombre con mala suerte vendiera paraguas dejaría de llover; si vendiera velas el sol no se iría, y se vendiera ataúdes la gente no se moriría.”

 

Hay personas que desde que se levantan las cosas le salen bien, en la pareja, en el trabajo, en la familia, en el estudio; pareciera que atraen todo lo bueno. ¿Y cuántos conocemos personas que desde que se levantan hasta que se acuestan todo les sale mal? Pareciera que se levantaron ‘con el pie izquierdo’ y atraen todo lo malo.

 

Suerte en la Biblia se llama bendición. Cuando la gente dice “que tengas suerte” el lenguaje correcto es “que tengas bendición”. Cuando digo buena suerte a partir de ahora estaré hablando de bendición.

 

La Tierra está llena de bendición, porque cuando Dios la creó la bendijo. La gente tiene bendición; todo está lleno de bendición. Pero también la Tierra está llena de maldición. Según este texto tenemos que elegir si vamos a atraer la bendición o buena suerte, ó la maldición omala suerte.

 

¿Qué es tener buena suerte? Es estar a la hora correcta, en el lugar correcto, con la gente correcta. Eso es buena suerte.

 

Un chico está terminando el secundario y tiene que preparar un informe sobre el queso; va a la biblioteca y pregunta dónde están los libros sobre lácteos y quesos y lo mandan a tal estantería. La bibliotecaria se equivocó y lo mandó donde estaban los libros de prestidigitación, de magia. Por curiosidad el muchacho agarra un libro, empieza a leer y se transforma en uno de los mejores magos del mundo. Él dice: “gracias a la bibliotecaria que se equivocó y me mandó a la estantería equivocada yo descubrí mi vocación potencial”. Suerte…

 

Warren Buffett es uno de los hombres más ricos de la historia en todo el mundo. Ese señor se fue a inscribir a la Universidad de Harvard; como no reunía todos los requisitos lo echaron y no pudo inscribirse. Así que fue a la Universidad de Columbia, se inscribió, y uno de los profesores que tuvo se hizo amigo de él, fue su mentor. Le enseñó cómo invertir dinero en la bolsa y se hizo multimillonario. Warren Buffett dice: “gracias a que me rechazaron en Harvard yo descubrí los millones”.

 

Un muchacho australiano que nunca había filmado una película, nadie lo había llamado, de pronto se va a presentar para un casting y el día anterior tres ladrones lo asaltan, le pegan y le desfiguran la cara. Cuando se fue a presentar el productor lo ve y dice: “justo lo que estaba buscando… ¡un tipo rudo!”. Gracias a que le robaron y le lastimaron la cara Mel Gibson empezó su carrera como actor. Suerte…

 

El Dr. Alexander Fleming, descubridor de la penicilina, en 1920 estaba investigando una bacteria en el microscopio y sin darse cuenta cayó un poco de moho; eso contenía la sustancia que destruyó la bacteria. Y así, de casualidad, descubrió la penicilina. Suerte…

 

En Inglaterra se investigó científicamente a la gente que tenía buena suerte y a la gente que tenía mala suerte. ¿Qué tenían esas personas para atraer la buena suerte y qué tenía otra gente para atraer la mala suerte? Se descubrió que no pasa por ‘la pata de conejo’, no pasa por ‘tocar madera’ ni por tener una herradura; sino que pasa por algunas actitudes…

 

1) Aumentar las relaciones atrae la buena suerte

 

Son personas sociables, personas que coleccionan relaciones. Porque cuanta más gente vos conoces más posibilidad tenés de capturar una bendición. La gente con mala suerte se mueve siempre en el mismo círculo, pero a la gente con buena suerte le encanta conocer gente nueva y mantiene las relaciones.

 

Un señor estaba buscando la casa de sus sueños; fue a una inmobiliaria, fue a otra, fue a otra y no la encontró. De pronto está paseando por otra ciudad y se acuerda que él tiene un amigo en ese lugar. Lo va a visitar, se encuentran a tomar un café y le pregunta qué estaba haciendo por ese lugar. “Vine a pasear, estuve buscando por todos lados la casa de mis sueños y no la encuentro”. Su amigo le responde: “yo tengo una inmobiliaria… ¿cómo es la casa de tus sueños?”. Y le contó cómo era… ¡y casualmente ese amigo tenía en venta la casa de sus sueños! Es decir, la gente que atrae la bendición se relaciona con muchas personas. No solamente eso, sino que tienen una actitud positiva y sonríen el doble que la gente que atrae la mala suerte.

 

Joseph Pulitzer era un señor húngaro muy pobre; cuando llegó a los Estados Unidos no tenía para comer; fue a jugar al ajedrez; jugaba con uno, jugaba con otro, y en una partida se hace amigo del contrincante, y ese señor le dice: “¿usted a qué se dedica?”, “No tengo trabajo…”, “bueno, yo le voy a dar trabajo de cadete; yo soy dueño de un diario”. Entró como cadete; luego empezó a escribir unos artículos, luego lo pusieron de jefe, luego compró acciones, ¡y luego compró la empresa! Cuando aprendés a invertir tiempo en relaciones Dios te va a bendecir.

 

La gente que atrae la buena suerte disfruta conociendo gente. Como esa chica que quería ser actriz y no conocía a nadie en Hollywood. Un día estaba lloviendo en Nueva York, ella sale de su trabajo, toma un taxi y mientras está viajando para su casa un señor todo empapado por la lluvia llama ese taxi (ahí en algunos taxis se puede hacer taxi-compartido) y el taxista le dice: “señorita, ¿usted acepta compartir el taxi con este señor?”, “por supuesto, está lloviendo mucho”. El hombre subió, se pusieron a hablar y resultó que este señor trabajaba en Hollywood. Quedó tan agradecido por la actitud de la joven que le hizo un contacto y terminó siendo una de las mejores actrices de Hollywood. Aprender a invertir tiempo en relaciones.

 

Otro señor estaba caminando, paseando, y de casualidad escucha una mujer gritar “¡Buffett, Buffett!” y él dijo: “¿será el millonario Warren Buffett…?”. Entonces se acercó a ver y efectivamente era. Este señor le vendió trescientos millones de dólares de sus joyerías a Warren Buffett.

 

Dice la Biblia que uno puede a mil y dos pueden a diez milDios te va a conectar con el número dos que te va a traer diez mil bendiciones sobre tu vida. Dios nos va a conectar caminando en el parque, distraídos, trabajando, de manera insólita, nos va a hacer las conexiones con gente que conoce a alguien, que conoce a alguien, que nos puede bendecir.

 

2) Tomar buenas decisiones, siguiendo la intuición, atrae la buena suerte

 

¿A cuántos de nosotros la voz de nuestra intuición alguna vez nos dijo algo, no le hicimos caso y nos fue mal? ¿Qué es la voz de la intuición? Es… “sé que sé, pero no sé cómo lo sé, y tengo la certeza de que lo sé”. Cuando una persona le da más importancia a la voz de la intuición va a atraer la buena suerte.

 

Un psicólogo es invitado a dar una charla en un hotel por dos días; cuando llega se va a registrar para ingresar al hotel y la voz de su intuición le dice: “no le des la tarjeta de crédito a este hombre”. Entonces el empleado le dice: “señor, déme su número de tarjeta”, “no, yo le voy a pagar cash, en efectivo”. Una semana después la gente que organizó el seminario lo llama al psicólogo y le dice: “usted cuando se inscribió en el hotel, ¿dio su número de tarjeta?”, “no, yo pagué cash; ¿por qué me lo pregunta?”, “porque ese conserje estafó a todo el mundo, ¡era un ladrón, nos robó, nos estafó, usó las tarjetas de todos los huéspedes!”. El tema que el psicólogo habló en ese hotel era “cómo detectar la mentira y el engaño”.

 

Se descubrió que todo lo que aprendemos queda guardado dentro nuestro, y sale con la voz de la intuición. ¿Qué es la intuición entonces? Es todo lo que aprendí consiente u inconscientemente, y que lo tengo dentro mío. Si una mujer escuchase más la voz de la intuición no le volverían a pegar, porque a una mujer le pegaron una vez, le pegaron dos veces, y conoce un hombre y la voz de la intuición -que es lo que ella ya aprendió- le va a decir: “cuidado con éste, no te conviene, éste es un amarrete, este es un golpeador” o “a éste decile que sí”. Porque la voz de la intuición te va a guiar, o sea que la voz de la intuición es todo lo que vamos aprendiendo. Jesús dijo  que “de la abundancia del corazón habla la boca”, del tesoro del corazón; ¿qué es lo que atesorás?, ¿atesorás rencor?, ¿atesorás miedos?, así será tu intuición. Pero si llenamos nuestro espíritu con las promesas de Dios, cuando la voz interna nos hable nos va a hablar la voz poderosa del Señor.

 

Vos tenés que guardar en tu corazón las promesas, por eso tenés que leer la Palabra, escuchar mensajes de fe, tomar nota, llenar tu corazón, para que cuando te hable tu voz interior no sea la voz del miedo, sea la misma voz del Señor.

 

Algunas señales para que sepas cómo funcionar. Por ejemplo, ¿cuántos estuvimos disfrutando una bendición y de pronto se cortó? Eso significa que Dios te la va a multiplicar por seiscientos. Cuando vos estés pasando un momento bueno y se te corte es porque viene una multiplicación; ¿de dónde lo saqué?, de las bodas de Canaán: estaban tomando vino y se cortó el vino, y Jesús multiplicó seiscientos litros de vino. Entonces yo ya sé ahora, lo metí en mi espíritu, que cuando algo bueno se me seque, se me estanque, es porque Dios me lo va a multiplicar pronto.

 

¿Cuántos están pasando una tormenta? ¿Sabes qué significa una tormenta? Que vas a bendecir a gente. A Jesús se le levanta una tormenta en el barco y la reprende; y cuando llega al otro lado a la orilla sale un endemoniado que tenía cinco mil demonios y Jesús le dice: “demonio de legión, fuera” y el hombre quedó sano. Yo ahora ya aprendí que cuando se me viene oposición es porque alguien en mi familia va a quedar sano, porque alguien en mi trabajo va a quedar liberado, porque a alguien se le van a ir los demonios, porque si yo veo oposición la voz de Dios me dice: “Bernardo preparate para liberar a alguien”. Y si bendecís a alguien tenés que aguardar. Cuando bendecís a alguien ¿sabés qué es lo que se viene?, una bendición más grande para vos. Lo saqué de José, que estaba en la cárcel, le interpretó un sueño a un preso, el preso salió de la cárcel, habló con faraón y faraón lo llamó a José y lo metió a cargo de Egipto. Cuando vos bendecís a alguien la voz interior te va a decir: “se viene una bendición grande sobre tu vida”.Tengo que llenar mi espíritu de las promesas de Dios.

 

¿Cuántos queremos atraer toda la buena suerte? Porque la frase que más vas a escuchar en los próximos meses son: “qué suerte que tenés…” y vos le vas a decir: “esa suerte se llama bendición y es la mano de Dios sobre mi vida”.

 

3) La gente que tiene expectativas positivas de futuro atrae la buena suerte

 

¿Cuántos esperamos que Noviembre sea peor que Octubre? ¿Y cuántos esperamos que Diciembre sea mejor que todo el año? La gente que atrae la bendición está siempre esperando lo mejor. Y no solamente lo mejor en cosas grandes sino lo mejor en cosas pequeñas. Se hizo un test en Inglaterra, y la gente que atraía la buena suerte dio un puntaje alto a estas preguntas. Vos ponele un puntaje de cero a cien:

 

–     Alguien pronto te va a decir que sos inteligente

–     Vas a pasar bien las vacaciones

–     Te van a decir que sos más joven de lo que pareces

–     Tendrás buenas relaciones en tu familia

–     Mañana un buen amigo te va a visitar

–     Vas a ser admirado por lo que lograste

 

¿Cuántos creen eso del mañana? Entonces mañana vas a ser un hombre con buena suerte, porque estás esperando. A la gente de mala suerte le dijeron: “vas a engordar mucho mañana” y lo creyeron; “vas a padecer insomnio” y lo creyeron; “te viene una depresión y te van a robar” y lo creyeron.

 

La gente que atrae las bendiciones es como David, que decía: “Jehová es mi pastor, nada mefaltará (mañana). En lugares de pastos verdes me hará descansar (mañana); me guiará por justicia (mañana), me infundirá aliento (mañana), ungirá mi cabeza (mañana). Porque si hoyJehová es mi pastor, si él es hoy mi pastor, mañana estaré bendecido.

 

Cuando Pedro estaba en el barco y el barco se hundía, la misma agua que hundía el barco era la que lo iba a llevar al otro lado. La misma crisis que te quiere lastimar, la misma crisis te va a llevar a la victoria.

 

Cuando Moisés llega al mar Rojo y lo perseguían los egipcios, le pregunta a Dios “¿qué hago?” y Dios le responde “golpeá”, agarró su vara y golpeó el mar y el mar se abrió. El mismo mar que no te dejaba pasar se hará un caminito para que cruces y llegues a la tierra de tu sueño. Lo mismo que hoy te quiere lastimar terminará bendiciéndote en el nombre del Señor.

 

Jesús llega a un pueblo lleno de enfermos y sana a uno solo, los demás no fueron sanados. Fue a otro pueblo, todos los enfermos lo seguían. Jesús fue a otro pueblo y los enfermos lo seguían. Jesús sanó a este enfermo y dice la Biblia que los demás se maravillaban y cuando llegaba otro pueblo sanaba a los demás. Enseñanza: cuando Dios bendiga a alguien y vos te maravilles en el próximo pueblo te va a tocar a vos, porque cuando vos aprendés a celebrar lo bueno que Dios hace en otro, mañana Dios lo hará contigo. Celebrá todo lo bueno que cayó sobre otros porque pronto te va a tocar a vos. Somos como la luz de la aurora: pequeña al comienzo y grande después. Vamos de gloria en gloria, de poder en poder y de éxito en éxito.

 

Se hizo otra investigación con dos grupos; uno de los grupos cada vez que se encendía una luz tenían que tocar rápido un botón, y le median la velocidad. Al otro grupo se le dio la misma tarea, cuando se encendiese la luz tenían que tocar rápido el botón, pero se les dijo que ellos tenían que imaginarse que eran un ‘comando especial de velocidad extraordinaria’, y ese grupo funcionó mucho mejor. Cuando se levantan las expectativas la gente sube el nivel. Está comprobado que si un jefe espera mucho de vos vas a subir el nivel. Por eso esta iglesia tiene tanto nivel, porque Dios siempre nos va a pedir más y nos vamos a superar. A este grupo se le hizo imaginar que eran un comando especial; pero dice la Biblia que nosotros somos como un árbol plantado junto a corrientes de agua; la Biblia dice que somos como el monte de Dios que no se mueve; somos como las águilas que vuelan alto y somos como el búfalo, que nadie nos puede detener, ¡somos los hijos de Dios! Mañana estarás más que bendecido porque esperamos lo mejor, porque el Dios que nos llamó siempre prepara el mejor vino para después.

 

4) La gente que enfrenta las adversidades y las cambia en positivo, atrae la buena suerte

 

La gente que atrae la bendición no ve un problema y dice: “uy, pero… yo sabía…” No, no; dice así: “yo lo voy a cambiar en bendición”. Porque Dios es un experto en tomar tu dolor y transformarlo en un don para ayudar a otro, y es un experto en tomar el no y transformarlo en sí, y es un experto en agarrar una puerta cerrada y romperla y dejarla abierta.

 

Se le hizo un test a la gente de buena suerte…

 

–     Si estás estacionado en el auto y te chocan… ¿eso es bueno o es malo?

–     Si te roban y aparece tu billetera pero vacía… ¿eso es bueno o es malo?

–     Si pedís un préstamo en el banco y te dan la mitad… ¿eso es bueno o es malo?

 

¿Saben lo que contestó la gente de buena suerte? “Podría haber sido peor”.

Gracias Señor; me robaron pero no me mataron; y segundo: yo no robé, robó el otro.

 

Estando de vacaciones en Gesell fuimos a jugar al bowling con la familia, y cuando estamos por el centro se nos pincha una rueda. Yo no sé manejar y vino un hombre a cambiarnos la rueda. Yo empecé a decir: “qué auto éste, a vos te parece…” me quejaba; y en un momento Alejandra le dice a las nenas: “le damos gracias a Dios que nos pasó acá y no nos pasó en la ruta”. Yo cuando escuché eso dejé de criticar y dije: “sí, gracias Señor porque nos pasó acá y no en la ruta”. La gente que atrae la bendición siempre busca tomar lo malo y cambiarlo en bendición, porque Dios es un experto en eso. No celebramos lo malo, pero lo malo es el punto de comienzo para que Dios haga algo extraordinario. Porque la Biblia dice que a los que amamos a Dios todas las cosas Él las cambia en bendición para su pueblo.

 

La gente que atrae bendiciones se relaciona con mucha gente; toma decisiones basadas en su intuición; espera lo mejor del mañana; enfrenta las adversidades y las cambia en positivo…

 

5) La gente que atrae bendiciones tiene las dos túnicas

 

José tenía diecisiete años, era el buchón de la familia. Le decía a su papá: “uno de mis hermanos no está trabajando” ¡era un buchón! Y dice la Biblia que el papá le regaló una túnica de colores; eso simboliza que Dios te tiene que dar la túnica de su amor, porque cuando vos te vistas y sepas que Dios te ama vas a empezar a soñar; todo lo que toques prosperará. Y yo dije: “Señor, ¿por qué si José era tan buchón el papá le dio la túnica?” Porque simboliza que a pesar de que somos malos, a pesar de los rayes que tenemos, Dios nos ama, no porque nosotros somos buenos sino porque Él es bueno y para siempre es su misericordia.

 

Cuando una persona es vestidacon el amor de Papá, a esa persona la pueden tirar al pozo, la pueden meter en la cárcel, pueden los hermanos rechazarla, pero a esa persona nadie la puede destruir. Porque ‘ni lo presente ni lo porvenir, ni lo alto ni lo bajo, ni los demonios ni los ángeles -decía Pablo-, nada me podrá separar del amor de Dios’.

 

Yo no sé qué vestido vos tenés en tu espíritu, pero Dios te va a poner el vestido de su amor. El amor de Dios es fuerte porque hay que ser valiente para morir en la cruz por nosotros. 1ra Corintios 13:7 dice que el amor de Dios “todo lo soporta”; la palabra soportares ‘techo’. El amor de Dios es tu techo. Cuando te tiran piedras, el amor de Dios te protege; cuando te escupen, cuando te calumnian, cuando gente malvada hace de tu vida el foco de su maldad, el amor de Dios es tu escudo; nada nos puede separar del amor de Dios.

 

El Señor me dijo: “Bernardo, ¿vos pensás que David cuando derribó a Goliat, ahí fue hecho rey? No. David fue hecho rey cuando descubrió que era el amado de Dios“. David escribe en los Salmos y dice: “Yo soy el amado de Dios”. David había nacido en adulterio; su padre no lo quería; lo habían mandado escondido en las montañas con las ovejas, pero David decía: “Jehová es mi pastor, y aunque mi padre y mi madre me dejen y me abandonen el amor de Dios siempre estará conmigo”. Cuando una persona tiene esa túnica no importa todo lo que pierda, va a salir adelante. Aunque te metan en la cárcel de la injusticia o en un pozo. Yo le dije: “Señor, ¿por qué José pasó trece años de tanta aflicción si lo único que quería era hacer el bien?” Pero ¿sabés qué aprendió José en esos trece años de soledad? Que el único que no te deja es el amor de Dios, y eso es una lección que todos la tenemos que aprender. Pablo, el gran Pablo, sanó enfermos, resucitó muertos, formó gente; un día está en la cárcel y le escribe a Timoteo: “querido amigo, todos me han abandonado; todos los que sané, los que me dijeron ‘yo voy a estar con vos’, todos me han abandonado; pero el Señor estuvo a mi lado y me dio fuerza”. Y eso lo tenés que aprender: cuando todos te abandonen y descubras que Dios siempre va a estar a tu lado, ese día no entenderás nunca más ninguna prisión, porque sabes que Dios está con vos.

 

Hay personas que dicen: “yo tengo que ser santo para que Dios me ame”, no, no, no. Vos sos santo porque te conviene a vos; pero el amor de Dios nunca se gana, el amor de Dios es inmerecido. Dios nos ama a pesar de que somos buchones, a pesar de que le decimos: “Señor te amamos” y al primer problema desaparecemos de escena, a pesar de que leemos la Palabra y a los dos minutos confesamos otra cosa, a pesar de que somos infieles en las promesas que Él nos ha dado; a pesar de todo Dios nos ama. Cuando una persona sabe que el amor de Dios está encima suyo, a esa persona nadie la puede detener.

 

Sos amado de Dios; te tirarán al pozo, te venderá tu familia, pero nadie te podrá separar del amor de Dios.

 

La segunda túnica que recibió José, dice la historia que finalmente faraón lo puso como ministro del imperio más grande de esa época; y faraón le puso una túnica blanca a José: la segunda túnica que tenés que tener es la túnica de tu sueño.

 

¿Por qué José llegó a Egipto y se hizo el ministro más importante? Él vendía el pan en años de hambre y de escasez, porque Dios no le dio un buen trabajo a José para que gane plata y esté bien, porque el sueño de José no era solo para José, era para su familia, era para sus amigos, era para su pueblo. La segunda túnica es la túnica de tu sueño. Porque hay personas que dicen: “a mí Dios me ama, qué lindo”, pero nunca han ido detrás de la segunda túnica. Yo tengo que lograr mi sueño para bendecir a los demás. Por eso en esta iglesia siempre hay actividad, vamos para acá, para allá; los pastores suben, bajan, van y vienen; la gente sale del trabajo y viene, discipula, llama, cuida, ¿sabés por qué?, porque queremos la segunda túnica, que es la túnica de los sueños que bendicen primero a tu familia y después a todos los demás. Y vas a lograr tu sueño, Dios necesita que lo alcances. Porque algunos sólo se quedan en el amor de Dios pero no aman a la gente. Y si Dios te da un sueño es porque Dios te ha visto maduro. Imaginate que yo esté predicando, y un nene de ocho años con un avioncito está jugando; la gente lo mira y no dice nada. Pero imaginate si un hombre de cincuenta y cinco años está jugando con un avioncito mientras yo hablo, no te va a gustar, porque pensás que es un tonto. Hay un momento donde uno recibe el amor de Dios y conecta su deseo de alcanzar su sueño y bendecir a los demás; ahí maduró.

 

Sarai quiere decir ‘mi princesa’. Ella tuvo un hijo, Isaac; y cuando lo tuvo Dios le cambió el nombre y la llamó Sara, que quiere decir ‘princesa’. O sea, se llamaba mi princesa y ahora Dios le puso princesa; porque antes era ‘para mí’, pero cuando Dios le dio un sueño le dijo: “ese sueño no es para vos, es para las naciones”. Cuando Dios te cambia el nombre es porque empezaste a amar a la gente, porque has madurado. Cuando Dios te cambia el nombre es porque ya dejaste de decir ‘para mí’ y comenzaste a decir ‘lo que tengo es para bendecir’. Abram a los setenta y cinco años Dios lo llamó, pero a los noventa y nueve años Dios le cambió el nombre por Abraham, porque recién a los noventa y nueve maduró, ¡tardó años! Dios miraba a Abram y decía: “todavía no madura”. Pero a Saulo de Tarso, el asesino número uno de los cristianos, cuando conoció al Señor, Dios al toque lo llamó Pablo, porque ya estaba maduro.

 

Ojala tomes una buena decisión y le digas: “Señor, contá conmigo; cambiame el nombre; yo voy a crecer, yo quiero bendecir a los demás. Quiero dejar de mirarme el ombligo, quiero empezar a bendecir”. Porque Dios no mira cuánta gente va a una iglesia; el cementerio también crece en número. Cuando Dios mira a la gente mira si vos estás conectado con su misión, con su sueño de bendecir a los demás.

 

Saulo es un nombre hebreo, y Dios se lo cambió por Pablo que es un nombre griego, porque él ahora no iba a estar más en una sinagoga entre cuatro paredes; él ahora que era maduro iba a ir por los griegos, por los gentiles. Dios le cambió el nombre y le dijo: “tu misión es llenar la Tierra de mi gloria”.

 

Yo he orado para que Dios te cambie el nombre. He orado para que crezcamos y le digamos: “la primer túnica, claro que sí; pero también quiero la otra, quiero prosperar, quiero crecer, quiero avanzar y quiero bendecir a través mío a mi casa, a los que me conocen y a toda las familias de la tierra”, porque “bendita tu entrada y bendita tu salida; bendito tu acostar y bendito tu levantar; bendito el fruto de tu vientre y bendito el fruto de tus manos; estarás arriba y no abajo; prestarás y no pedirás prestado; vendrá contra ti el ejercito armado, pero saldrán huyendo despavoridos, porque yo el Señor estaré contigo; te bendeciré de día y de noche; abriré las puertas de la bendición y serán traídas a ti toda la riquezas de la Tierra. Los hijos de los que te humillaron te honrarán; las puertas cerradas se romperán; yo seré el sol en tu casa; yo seré el viento de fuego; yo seré tus pies, seré tus manos y seré tus ojos. Nunca te sentirás solo porque aunque te dejen yo estaré contigo; mi vara y mi cayado te infundirán aliento; pondré una mesa delante de tus angustiadores; comerás y te saciarás; ungiré tu cabeza con aceite hasta que desbordes y el bien y la misericordia te seguirán todos los días de tu vida”.

 

Suerte es estar en el lugar correcto, a la hora correcta, con la gente correcta; lo que la Biblia llama bendición. Y dice que las bendiciones nos alcanzarán a los hijos de Dios.

Cancelando las deudas generacionales‏

por Bernardo Stamateas [Read more…]

Atrayendo la buena suerte

por Bernardo Stamateas [Read more…]

BENDICION POR NUEVOS TIEMPOS

[Read more…]

Editorial Marzo 2012

EDITORIAL “ ESPERANZA ARGENTINA “1 Marzo 2012. 

EN ESTE MES HOMENAJEAMOS A TODAS LAS MUJERES DE LA HISTORIA Y DEL PRESENTE, A LAS QUE 

SE JUEGAN POR SUS IDEALES,

QUE  SON FUERTES,  SE ANIMAN   BRILLAR POR DENTRO, GENERANDO UN MUNDO MEJOR. 

Desde el micro-cosmos, hasta el macrocosmos, existe una energía que contiene, guía, puja , con amor

incondicional  que levanta, y protege. Esas acciones nos hacen acordar a nuestra madre, muchos lo 

llaman la tercera persona de la trinidad, Espíritu Santo , no ?

Algunos dicen  que todo tiene que ver con todo. Creo que todo está interconectado, existe una 

sincronicidad para todos los eventos .

Cómo decía Einstein “ Dios no juega a los dados “.

Desde ese instante  dónde dos gametos se unen y forman una doble XX , determinan que va a

ser una niña, hasta nuestro Sol, por muchas culturas llamado Helios, tiene su complemento 

Vesta. Todo en el universo, tiene su polo positivo y negativo . El positivo, ó  masculino es el 

más activo, agresivo, dador y el negativo es el receptor , generador, dice  Lao Tsé, la energía

femenina es cómo el mar, que al estar debajo recibe el caudal de todos los ríos, y por eso, 

luego se engrandece y los envuelve.

Sabemos que en la actualidad el modernismo trata de crear tendencias que tergiversan el

 orden natural. 

La mujer,  ha sido la parte oculta de transformaciones trascendentes,desde empresas, hasta

naciones. Observamos que si la mujer está bien, todo funciona de maravillas, ya que la

mujer, es la base de toda familia, y la familia, es la célula funcional de toda sociedad, no ?

Ahora qué sucede cuándo esto no ocurre..? Será que las féminas son vulnerables , ó que su

mente es más permeable , con lo que le vende la modernidad ? En general, vemos en los 

medios, cómo muchas mujeres hacen cualquier cosa, por un minuto de cámara.

Tales actitudes, no serán  efectos de baja autoestima, abandono emocional, ya que son

serviles a los dictámenes de la efímera  fama,mientras son utilizadas como

objetos descartables.? 

Muchas mujeres, padecen lo mismo, en el interior de sus hogares, dónde se unen con

hombres aparentemente buenos, respetuosos, hasta muchas veces callados ; pero

cuándo empieza a caerse el velo de la ilusión primera, esos esposos silenciosos

comienzan a expeler  palabras indebidas, insultos encubiertos, desvalorización ,

humillaciones porque no aporta  el dinero que el esposo esperaba ; después que 

destruyeron la  estima de la mujer , comienzan las humillaciones sexuales y hasta 

violencia verbal y física. Ni qué hablar ,si hay hijos de por medio, qué están 

viendo ó percibiendo cómo ejemplo de vida  ?

Ahora, qué hace la mayoría de las mujeres ? Al inicio no se dan cuenta , y por eso,

al no poder cortar con el maltrato psicológico, al no poder resolver, se autoagreden:

se vuelven anoréxicas,  bulímicas , engordan, se deforman, porque no tienen el 

estímulo y contención, que al inicio tenían de su pareja. Algunos  comentan, 

que cuándo las mujeres se separan están mejor, no será que cuándo están conviviendo

 con un maltratador encubierto,  sólo  reaccionan inconcientemente  dejando de 

comer, ó comiendo en exceso ?  

Muchas mujeres deciden separarse ó alejarse de su maltratador.. La solución, no

siempre es divorciase, sino aprender, superarse , y retomar su estima, su poder

interior . Si la mujer, se separa, y no aprendió, volverá a caer en las trampas de 

su ego inferior; y volverá a pasar por lo mismo, con otro hombre. 

EXISTE SOLUCIÓN …SI…!  

1.- IDENTIFICAR EL PROBLEMA . ALGO TENEMOS QUE VER CON LO QUE SUCEDE

y TENEMOS PODER  PARA RESOLVERLO.

2.- NO ACEPTAR JAMAS NINGUNA PALABRA DESTRUCTIVA. DEJAR HABLANDO

 SÓLO CUÁNDO BUSCA HUMILLAR Ó CONTIENDA.

3.-PERDONAR, LIBERAR EL PASADO . Recordar  que en el universo existen leyes,

 y TODO LO QUE DAMOS, SE NOS DEVUELVE

  MULTIPLICADO, ASI QUE HAY QUE CAUSAR BIEN. Hay que buscar ayuda legal 

y espiritual, con gente idónea. 

4.- RECUPERACIÓN  PSICOFÍSICA . Si la mujer recupera su autoestima, volverá a

 tomar las riendas de su vida; haciendo las

 actividades que la hacen feliz, teniendo amistades constructivas, proyectos,

 cuidando de su mente y cuerpo..

5.- RESTAURACIÓN DEL ORDEN NATURAL DE LA ENERGIA FEMENINA : 

Si la mujer,  se da cuenta, que todo depende de ella ; si sabe

 perdonar, liberar el pasado, si recobra su fortaleza espiritual , su plan divino, 

si  recuerda que debe ser sabia para construir ,

 generará un círculo de influencia divino que la volverá a su estado natural de

 paz interior, armonía, belleza, peso perfecto, fe ,

 perseverancia , y prosperidad , lo que transformará su matrimonio,

 su familia, y su sociedad.  

Por eso, si deseamos una sociedad mejor, hay que ayudar a restaurar el orden

 natural de la energía femenina, en todas las divinas

 mujeres del planeta. 

UN ABRAZO  FRATERNO ..!

Marisa 

*Ceo “ ESPERANZA ARGENTINA “

*Embajadora de Paz: distinción otorgada por Fund.Mil Milenios de Paz y Fund.PEA 

*Email: radioesperanzaargentina@gmail.com

*Movil: 0054- 03329-15-512469

 

 

Mensajes de Claudio María Domínguez‏

hermanos del alma!!! [Read more…]

Editorial Febrero 2012

Bienvenidos  a  “ESPERANZA ARGENTINA “ Editorial Febrero 2012. 

GRACIAS INFINITAS POR SU APOYO Y VALORACIÓN IN CRESCENDO ..!

UN POCO DE ECOLOGÍA MENTAL., PARA LOGRAR LA PROSPERIDAD Y FELICIDAD QUE MERECEMOS ..!

Febrero es un mes divino, dónde se presta para el relax, que precede a la acción, que devendrá, en el 

próximo ciclo; dónde comienzan las clases de los chicos , en Argentina ; y por ende las actividades del

entorno. 

Cómo nos preparamos para que este comienzo, sea el primer paso, para nuevos y mejores logros , 

a nivel personal , familiar, y/ ó profesional ?

Dicen los sabios, que DÓNDE FIJAS TU ATENCIÓN, AHÍ ESTÁS TÚ ..!Dónde está fijada tu atención, 

en lo positivo, ó al revés. Nuestra mente subconciente, se comporta  cómo tierra fértil dónde crecen nuestras 

creencias. Sean positivas ó no. Muchas veces, tales creencias fueron  inconcientemente aceptadas desde 

nuestra infancia,  otras por el entorno conyugal, los medios, ó las amistades. Por eso, se dice, tal cómo es tu

realidad externa, es tu realidad interna. Lo importante es que tenemos el poder de modificar ,

mejorar, nuestras realidades, el secreto y la solución, está en nuestro interior.    

Creo que deberíamos mostrar más de  la otra realidad , la que se desarrolla en armonía con leyes naturales

, la constructiva, la de la gente que le ve la parte positiva a lo que sucede,  

más allá de las tormentas internas, la gente que estudia, y trabaja ;  la gente que se juega

 por sus sueños de corazón , sin esperar nada de nadie,

ni de sacarse  fotos con alguien  para que le den alguna limosna  ; y sobre todo,

la gente que lidera su vida; tomando conciencia que cada uno 

es hacerdor de  su propio destino.

Lo que tiene esa gente, la que obtiene victorias, primero personales, y luego públicas, es que

supo advertir que hay que entrenar la mente. 

Por eso, debemos saber lo que deseamos, para nuestras vidas, y sobre todo lo que ya no deseamos más. 

SI , PARA TENER VICTORIAS INTERNAS, Y EXTERNAS , DEBEMOS SER SELECTIVOS,

 PARA NUESTRO BIEN, Y  DE NUESTRO ENTORNO! Entonces podemos seleccionar lo que

 vemos en la tele, lo que escuchamos,lo que leemos,  las amistades construtivas,

 y sembrar semillas de aurrespeto, valoración, de  amor incondicional, con responsabilidad,

 de salud, de autosuperación, de logros personales y

profesionales , integridad con lo que pensamos, sentimos , hablamos y hacemos ;  

de prosperidad y abundancia interna y externa, y por supuesto NO ACEPTAR LO NEGATIVO, ES DECIR, 

SABER LIMPIAR NUESTRO JARDÍN MENTAL, DE SEMILLAS QUE YA NO NOS SIRVEN PARA VIVIR UNA

VIDA SALUDABLE, Y PROSPERA : semillas de miedos, resentimientos del pasado, mezquindad,

 envidia, de rencor, de dependencia, de maltrato ó  humillación psicológica. Obvio ,esas son las malezas, 

que no dejan crecer ,  lo que Dios, ó el creador sembró 

en nosotros, para que seamos lo que vinimos a SER : SERES MARAVILLOSOS, VALIOSOS, 

CON TALENTOS DIVINOS , PARA QUE LOS DESCUBRAMOS, LOS DESARROLLEMOS Y LOS BRINDEMOS 

A NUESTRO ENTORNO, LO CUÁL GENERARÁ FELICIDAD Y PROSPERIDAD MERECIDAS..! 

Todos buscamos ser felices..No será que en algún tiempo remoto, ya lo fuimos, y en nuestro interior,

está el recuerdo que tenemos  implantada la semilla de la FELICIDAD  y PROSPERIDAD INFINITAS ,

 preparadas para que las dejemos crecer y florecer..? 

Deseo que Dios nos ilumine para SER FELICES Y PRÓSPEROS .!

Marisa Patiño                                 

*Creadora ,CEO,conductora :” ESPERANZA ARGENTINA “                                   

*Embajadora de Paz : distinción otorgada por  Fundación Mil Milenios de Paz , y Fundación PEA .                                 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EDITORIAL ENERO 2012

Infinitas gracias por escucharnos, y por hacer que nuestro programa radial “ Esperanza Argentina “ se expanda por todo el planeta ..!

LLEGÓ 2012, EL AÑO DE LA PROFECÍA ..!

SABÍAS QUE  CADA UNO, EJ: VOS, SOS  PROFETA , Ó HACEDOR DE TU PROPIO DESTINO..?

Según dicta el diccionario, PROFECÍA, ES EL DON DE PREDECIR ..En la actualidad, nos llegan noticias referentes a  profecías.Pero sabemos que las casualidades nos existen, que sólo existen CAUSALIDADES . El presente, es el resultado de lo que pensamos ó sentimos en el pasado, en general inconcientemente. Así que nos conviene CAUSAR MEJOR, no ?

Sólo sé que desde ancestrales maestros, Ej. Jesucristo  hasta los grandes gurúes sobre liderazgo actuales ( Stephen Covey, Steve Jobs. ) todos coinciden en algunos puntos . De acuerdo a nuestro nivel mental, ó de creencias, vamos descubriendo infinitas dimensiones, que nos llevan a diferentes estados de conciencia  y realización :

Antes que nada, algunos conceptos :

a.- ego inferior :  parte más elemental del ser, nos ayuda a  identificarnos . Nos da sentido de separatividad y nos hace ser ego-istas.

b.- EGO SUPERIOR : parte más sublime de nuestro Ser, cercano a la divinidad. Nos da visiones positivas, constructivas, sobre todo : Sentido de la UNIDAD..

1.- PRIMER NIVEL : Es cuándo , estamos al horno, en medio de las emociones tóxicas, propias, pero  nos las podemos ver, como propias, y sólo podemos tener reacciones primitivas de LUCHA Ó HUÍDA. Creemos que el otro es diferente a nosotros , y debemos destruirlo, para superarlo. Personalidad controladora  de lo que sucede, es el ego inferior, que se siente superior y autosuficiente; lo cuál es señal que el camino a la autodestrucción ha comenzado. 

2.- NIVELES INTERMEDIOS : Cuándo nos cansamos  de sufrir, de luchar  con los demás, cuándo vemos que criticar ó culpar a los demás nos sirvió sólo para  obtenemos más de lo mismo, con pérdidas materiales , afectivas, sumado al  distrés ( estrés constante, y dañino para el alma y el cuerpo )  por ahí , bajamos los brazos de nuestro ego inferior, para pasar al otro nivel.

3.- NIVEL DEL AUTODESCUBRIMIENTO : Después de padecer  años de  turbulencias de nuestro ego inferior, podremos  descubrir que existen otras maneras de resolver las cosas..NOS AVIVAMOS , vamos descubriendo, que hay un potencial infinito en nuestro interior..:llámese nuestra Luz interior, nuestro Dios interno, etc.. cómo Ud. le agrade.  En esta faz, podremos observar que el prójimo, es el próximo, y es un reflejo de uno mismo : algo difícil de comprender para la mente primitiva, no ?   En este nivel, vamos descubriendo la relatividad de las cosas, que nos suceden . y lo interesante es que podemos cambiar según decidamos en nuestro interior, en nuestra mente, y emociones ..Sólo hay que tenerse paciencia, constancia, para  entrenar la mente, con el objetivo  que las cosas, salgan mejor, y tengamos mejores resultados. Lo que nos dará más bienestar a nosotros, y a nuestro entorno.

4.- NIVEL DE AUTOOBSERVACION Y RESTAURACIÓN INTERIOR  : En física, dicen que el observador, afecta a lo observado y visceversa. Así que este nivel, es de introspección, y desafío interior. Dónde nos hacemos cargo de los pensamientos y emociones,que emitimos. Somos observadores concientes, y ahora objetivamente, podremos elegir la mejor opción para nuestra vida, para nuestro eterno presente. Nuestra visión influye en nuestro cotidiano vivir . Si tu percepción  busca el bien en cada aparente contratiempo, si tu visión es positiva, le dará señales a tu cerebro, que genere una cadena de reacciones acordes, generando paz,  armonía interior, y responsabilidad por todo lo que te sucede.

5.- NIVEL DE PROACTIVIDAD É INFLUENCIA POSITIVA : “ Busca el reino de Dios, y todo se te dará por añadidura. “ éste es un hábito eficaz, dijo Covey. dónde puedes elegir que la preocupación te inunde, ó ser parte de la solución, de qué lado estás .Si puedes percibir el SOL, más allá de las nubes, ó tormentas;  si puedes, percibir la PAZ, y ARMONÍA  más allá de los maltratos ó  conflictos emocionales, si puedes percibir, la PROSPERIDAD Y ABUNDANCIA , más allá de la carencia económica , si puedes percibir SEGURIDAD Y CONFIANZA EN DIOS, en TUS TALENTOS DIVINOS, más allá de depender de alguien que te proteja ( jefe, empleo, amiguismos ) estás expandiendo tu centro de influencia, eficazmente : desde  tu interior, hacia tu exterior. 

6.- NIVEL DE LIBERACIÓN  y SANACIÓN INTERIOR : Cuándo nos damos cuenta que  debemos evitar  hacer juicios contra nadie, porque el mundo es un  reflejo de nosotros mismos ; en ese instante, TOMAMOS LAS RIENDAS DE NUESTRO DESTINO. Cuándo nos avivamos que perdonar, nos hace bien a nosotros, nos libera de las cargas del pasado, que  PERDONAR DE CORAZÓN ( no de palabra superflua )  es el único pasaporte que nos COLMA DE PAZ, Y BIENESTAR ,y nos hace DISFRUTAR DE UN NUEVO y EXCELENTE ETERNO PRESENTE ..

7.- NIVEL DE AUTORREALIZACIÓN : Cuándo somos libres de las cadenas del pasado, cuándo comprendemos y manejamos las leyes naturales, cuándo somos responsables de lo que elegimos pensar, hablar, y sentir ; tratando de generar armonía y buenas ondas, en nosotros, y en nuestro entorno ; observando concientemente  lo que nos sucede ; siendo proactivos, con los cambios que deseamos ver en los demás..Sabiendo que en el universo existen leyes, y que todo lo que sucede, obecede al cumplimiento de las mismas, y a un orden natural . Por eso, debemos cancelar toda crítica, y todo prejuicio .  

SOMOS  UN BRILLANTE INCONMENSURABLE,  SÓLO HAY QUE SABERLO VER, Y HACERLO BRILLAR ..

DE NOSOTROS  DEPENDE, DE QUÉ LADO ELEGIMOS ESTAR :

Del lado del lodo que lo opaca todo,  ó SI NOS ATREVEMOS  A LIBERARNOS DEL LODO DE NUESTRO  ego inferior,

y SER FELICES ,  PRÓSPEROS/AS  AQUÍ Y AHORA.

DESEO QUE ESTE 2012, SEA MARAVILLOSO, EXTRAORDINARIO, PRÓSPERO, RESPLANDECIENTE,

QUE SE EXPANDA LO MEJOR EN CADA UNO DE NOSOTROS .!

Marisa Patiño de Mercado.

  • Creadora, Directora  y Conductora “ ESPERANZA ARGENTINA “

Embajadora de Paz :distinción otorgada por Fundación Mil Milenios de Paz, y Fundación PEA  

Translate »