Gacetilla 28 de mayo 2012 El CONICET abrió la convocatoria al Programa de Becas 2012 Son 3900 becas en total para el llamado a las Tipo I, II y Postdoctorales Esta nueva convocatoria publicada por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) reconoce “las necesidades y oportunidades de desarrollo local y regional a partir del compromiso asumido en la federalización”, indicó Roberto Salvarezza, presidente del CONICET. En las 3900 becas dispuestas en este llamado se plantea la continuidad de “una política impulsada en los últimos años orientada a promover una distribución geográfica más equilibrada de los recursos humanos en ciencia y tecnología en las distintas regiones del país”, agregó Salvarezza. La novedad es la apertura de “una convocatoria especial para la formación de recursos humanos en temas estratégicos identificados en el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva 2012-2015 del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación”, explica el texto del llamado disponible en la página Web del CONICET. Allí se indica que los postulantes a la convocatoria a temas estratégicos cuentan con un listado de 30 ítems, donde pueden optar por: bioenergía, energías renovables, economía social, inclusión social, hábitat, cambio climático, enfermedades infecciosas, mejoramiento de cultivos, producción animal, nanomedicina, bioinformática, entre otros. Del total de becas destinas este año por el CONICET, 1300 son de Postgrado Tipo I, donde se incluyen 150 para Temas Estratégicos. 1540 corresponden a las de Postgrado Tipo II. Mientras que las Postdoctorales son 1.060, de las cuales 100 son para Temas Estratégicos e igual número es destinado a becas para Proyectos de Desarrollo Tecnológico (PDT), cuyas fechas y bases serán publicadas próximamente. De esta manera, al presentarse más opciones se reconocen “los aportes de los actores del Sistema Nacional de ciencia, tecnología e innovación y, además, se traduce el sentido de los lineamientos planteados desde las políticas nacionales”, resaltó Salvarezza. Para el CONICET este llamado contempla la selección de recursos humanos orientados a Proyectos de Desarrollo Tecnológico y el fortalecimiento de las universidades en Áreas de Vacancia Geográfica. Del mismo modo, considera la radicación de becarios en regiones sin presencia del organismo como la incorporación a equipos de investigación existentes. El Programa de Becas del CONICET tiene como objetivo la promoción de recursos humanos de excelencia a través de la formación de doctores en las distintas universidades del país y su posterior especialización postdoctoral.

 

Gacetilla
28 de mayo 2012

El CONICET abrió la convocatoria al Programa de Becas 2012
Son 3900 becas en total para el llamado a las Tipo I, II y Postdoctorales

Esta nueva convocatoria publicada por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) reconoce “las necesidades y oportunidades de desarrollo local y regional a partir del compromiso asumido en la federalización”, indicó Roberto Salvarezza, presidente del CONICET.

En las 3900 becas dispuestas en este llamado se plantea la continuidad de “una política impulsada en los últimos años orientada a promover una distribución geográfica más equilibrada de los recursos humanos en ciencia y tecnología en las distintas regiones del país”, agregó Salvarezza.

La novedad es la apertura de “una convocatoria especial para la formación de recursos humanos en temas estratégicos identificados en el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva 2012-2015 del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación”, explica el texto del llamado disponible en la página Web del CONICET.

Allí se indica que los postulantes a la convocatoria a temas estratégicos cuentan con un listado de 30 ítems, donde pueden optar por: bioenergía, energías renovables, economía social, inclusión social, hábitat, cambio climático, enfermedades infecciosas, mejoramiento de cultivos, producción animal, nanomedicina, bioinformática, entre otros.

Del total de becas destinas este año por el CONICET, 1300 son de Postgrado Tipo I, donde se incluyen 150 para Temas Estratégicos. 1540 corresponden a las de Postgrado Tipo II. Mientras que las Postdoctorales son 1.060, de las cuales 100 son para Temas Estratégicos e igual número es destinado a becas para Proyectos de Desarrollo Tecnológico (PDT), cuyas fechas y bases serán publicadas próximamente.

De esta manera, al presentarse más opciones se reconocen “los aportes de los actores del Sistema Nacional de ciencia, tecnología e innovación y, además, se traduce el sentido de los lineamientos planteados desde las políticas nacionales”, resaltó Salvarezza.

Para el CONICET este llamado contempla la selección de recursos humanos orientados a Proyectos de Desarrollo Tecnológico y el fortalecimiento de las universidades en Áreas de Vacancia Geográfica. Del mismo modo, considera la radicación de becarios en regiones sin presencia del organismo como la incorporación a equipos de investigación existentes.

El Programa de Becas del CONICET tiene como objetivo la promoción de recursos humanos de excelencia a través de la formación de doctores en las distintas universidades del país y su posterior especialización postdoctoral.

CONICET: Patagonia: descubren nueva especie de dinosaurio‏

Divulgación Científica
23 de mayo 2012

Científicos del CONICET en el MEF

Patagonia: descubren nueva especie de dinosaurio
Es un antepasado de los abelisáuridos, carnívoros dominantes en el hemisferio sur. El esqueleto fue hallado casi completo y revela secretos de su evolución

El descubrimiento supone una gran sorpresa por muchos motivos, y responde viejos interrogantes, al tiempo que abre nuevos. Se trata del esqueleto de un dinosaurio al que bautizaron Eoabelisaurus mefi, hallado en el cerro Cóndor, Chubut, en el marco de una campaña llevada adelante en 2009 y 2010 por un grupo multidisciplinario en busca de fósiles del período Jurásico. Esta novedad científica se publica hoy en la revista Proceedings of the Royal Society of London.

Diego Pol, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en el Museo Paleontológico “Egidio Feruglio” (MEF) de Trelew, dirigió la parte del proyecto orientada a restos animales, en el que se encontró a este ejemplar que vivió hace 170 millones de años. Se trata de un pariente lejano de Abelisauridae, la familia de carnívoros más característica y abundante del hemisferio sur durante el Cretácico, la última etapa de la era de los dinosaurios, entre hace 145 y 65 millones de años. El individuo encontrado, por lo tanto, es 50 millones de años más viejo que sus predecesores.

“Este hallazgo indica que el origen de los abelisáuridos es anterior a lo que se pensaba, ya que nunca se habían encontrado restos tan antiguos”, señala Pol, y explica que el esqueleto pertenece al Jurásico –etapa anterior al Cretácico-, y representa una valiosa evidencia de los pasos evolutivos. “Los abelisáuridos tenían un cráneo corto y alto, con cuernos en algunas especies, y brazos y manos diminutas. En el E. mefi vemos solamente las manos pequeñas, porque los brazos todavía son largos, y la cabeza también es distinta. Esto nos hace pensar que las características de este animal cambiaron en algún momento, y ahora nos preguntamos por qué”, apunta el especialista.

Hasta el presente, todos los restos de la familia Abelisauridae habían sido hallados en África y otras partes de Sudamérica, pero ninguno superaba los 100 millones de años de antigüedad. Tampoco se había encontrado un esqueleto tan completo, teniendo en cuenta que al nuevo hallazgo sólo le falta la parte anterior del cráneo.

El hecho de encontrar registros sólo en la mitad sur del planeta hacía pensar a los científicos que la especie hubiera surgido luego de la división del supercontinente Pangea en Gondwana (sur) y Laurasia (norte). Pero este descubrimiento echa por tierra esa posibilidad, ya que el E. mefi vivió antes de la separación continental. De este modo, se refuerza otra hipótesis según la cual existió un gigantesco desierto entre los hemisferios que funcionó como una barrera biogeográfica, es decir, un impedimento para la dispersión de las especies de un lado al otro.
Esta campaña contó con el apoyo de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (APCyT) y la Fundación Alemana de Investigación (DFG, por sus siglas en alemán).

Gran diversidad botánica

Las excavaciones que resultaron en el hallazgo del nuevo dinosaurio también apuntaron a la paleobotánica, esto es, la búsqueda de restos fósiles vegetales. Al frente de estos trabajos estuvo el doctor Rubén Cúneo, también investigador del MEF. En ese sentido, relata que se detectaron numerosos restos pertenecientes a plantas primitivas vinculadas a las familias de los helechos, cicadales, y coníferas. Estas últimas fueron halladas petrificadas, dando lugar a nuevas interpretaciones acerca de su evolución y características ecológicas.

El especialista destaca “el carácter absolutamente diferente de la región patagónica en términos de su vegetación, habiendo sido de enorme diversidad, y fuente de energía primaria para toda la vida animal registrada en esa época”.

En referencia al período Jurásico, Cúneo explica que fue entonces cuando los principales linajes evolutivos de plantas y vertebrados se diversificaron y formaron los grupos dominantes del ecosistema terrestre. “Al tiempo que comienza el desmembramiento de Pangea, se producen increíbles transformaciones en los climas del mundo, donde prevalecían condiciones muy cálidas con ausencia de casquetes polares, permitiendo que la vida se extendiera hasta muy altas latitudes”.

Hasta ahora, los acontecimientos del Jurásico han sido conocidos a través de registros tomados más bien en el hemisferio norte. “Los depósitos en Chubut equilibran el nivel de conocimiento a escala global, y aportando nuevas evidencias y teorías respecto de los varios cambios operados a nivel planetario hace más de 150 millones de años”, apuntó.


PSICOLOGÍA DEL TRÁNSITO

“Esperanza Argentina “ agradece y felicita al Conicet, por su excelencia, por trabajar en sinergia, 

y en especial a la Dra.Elena Aga, por sus investigaciones sobre este tema. [Read more…]

Del 24 al 29 de octubre de 2011 – Semana del sueño, siesta y calidad de vida

“Esperanza Argentina “, agradece al Conicet, por su empatía y excelencia. [Read more…]

Premio Nobel de Física

Expansión acelerada del universo [Read more…]

Muestra itinerante del Conicet llega a Rosario

Conicet -Prensa – 3 de octubre 2011

[Read more…]

Premio Nobel de Medicina

Agradezco al CONICET, por enviarnos siempre las buenas nuevas de la ciencia argentina, é internacional. Gracias por apreciar estos doc.

 

MARISA PATIÑO MERCADO.

 

Premio Nobel de Medicina

 

 

 

 

Los secretos del sistema inmune

 

 

El estadounidense Bruce Beutler, el francés Jules Hoffmann y el canadiense Ralph Steinman fueron distinguidos con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina 2011. Estos tres científicos desentrañaron los secretos más importantes del funcionamiento del sistema inmune.

 

 

El sistema inmune es un conjunto de células y moléculas que circulan por nuestro organismo. Su función es protegerlo de cualquier agente externo, desde una partícula de polvo hasta un microorganismo como virus, bacterias, hongos, parásitos. En ese momento, el sistema inmune tiene como objetivo reconocer al agente extraño y hacer que el organismo lo elimine.

 

Si bien el conjunto de células y moléculas funcionan de un modo concertado, históricamente hay una división entre dos grupos: los mecanismos innatos, es decir los que forman parte del sistema inmune desde el propio nacimiento, y los adquiridos.

 

 

“Entre los innatos, se puede nombrar a la piel, que actúa como una defensa, una barrera física que impide que entre a nuestro organismo cualquier tipo de sustancia”, describe el doctor Alejandro Ferrari, investigador del Conicet. También hay ciertas enzimas presentes en las secreciones lagrimales, la saliva entre otros

 

 

Por otra parte, los mecanismos adquiridos juegan un rol importante. El sistema inmune tiene una gran capacidad para aprender. Esto permite que cuando un microorganismo entra por primera vez al organismo, el sistema inmune pone en juego primero todas sus defensas, sus mecanismos innatos. Pero si la infección persiste se empieza a producir un mecanismo de activación y pone en marcha un sistema que es mucho más específico para ese microorganismo y mucho más efectivo, aunque como contrapapartida es un mecanismo más lento.

 

 

 

 

 

Innatos + Adquiridos :

 

 

 

 

Hay ciertos nexos entre los mecanismos iniciales y los adquiridos o adaptativos. Lo que los galardonados con el Premio Nobel hicieron fue sentar las bases de la interacción entre los dos líneas de defensa.

 

 

Por un lado, Jules Hoffmann descubrió una clase de receptores -molécula en superficie que se encuentra en la membrana externa- que puede interactuar con sustancias que están en el medio. Son los receptores Toll.

 

 

“Dentro de los actores que se enfrentan con el mecanismo innato de defensa, que es la respuesta innata, hay muchas células como los macrófagos que se encargan de ‘comer’ esa sustancia extraña”, explica Ferrari.

 

 

Además, descubrió una familia de receptores que le da a estas células la capacidad de reconocer sustancias extrañas.

 

 

Dos años más tarde, Bruce Beutler descubrió un subtipo de receptor Toll nº4 que reconoce una molécula llamada LPS –lipopolisacáridos- que es una molécula típica de varios microorganismos.

 

 

Por su parte Steigman fue el que descubrió lo que revolucionó la comprensión de lo que entendemos por inmunología, que es saber cuál es la célula del sistema innato que por excelencia tiene la capacidad de reconocer una sustancia extraña y dar la señal de alarma para que se activen la segunda línea o barrera de defensa. Es decir, poner en línea las dos fases.

 

Con esto nació un nuevo campo de la inmunología, que describió esta célula, que es y qué hace. Conocer cómo funciona el sistema inmune permite el desarrollo de vacunas contra enfermedades infecciosas, o abrir nuevas vías en la lucha contra el cáncer.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

MARISA PATIÑO MERCADO.

Ceo y conductora : ” ESPERANZA ARGENTINA ”

Cel. : 0054- 03329- 15-512469

Conicet – Prensa 30 de Septiembre

GDE Error: No se ha podido cargar la configuración del perfil